Política
Mariano Rajoy y María Dolores Cospedal (PP). David Mudarra

A alguno, viendo las encuestas, no le llega la camisa al cuerpo.

El PP está a la espera de que su presidente, Mariano Rajoy, haga cambios en su Gobierno para insuflar un mayor peso político a sus miembros.

La carencia de una mayoría parlamentaria para aprobar leyes que dejen la impronta del Ejecutivo debe llevar a su presidente, según dirigentes del PP, a que sitúe ministros con un perfil más reconocible ante la opinión pública y no se limiten a atender su gestión ministerial, casi de manera anónima.

La alarma viene de los territorios, pendientes de las elecciones locales y regionales de 2019.

Como cuentan Anabel Díez y Juan José Mateo en 'El País' este 5 de febrero de 2018, las próximas elecciones municipales y autonómicas a mitad de 2019 y el avance de Ciudadanos van unidos en las preocupaciones de los dirigentes del PP.

Pero la inexistencia de debate interno en el partido tras la catástrofe electoral del 21 de diciembre en Cataluña, en las que la candidata de Albert Rivera se llevó el grueso del apoyo del PP en anteriores elecciones, no es sinónimo, en absoluto, de que no haya preocupación.