Política
El 'millonario rojo' Jaume Roures. TV
Un informe enviado al juez Pablo Llarena destaca el papel del propietario de Mediapro en la “acción de comunicación” fijada en la hoja de ruta que desembocó en el referéndum ilegal

La Guardia Civil entregó el pasado 1 de febrero un informe al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que instruye una causa por rebelión, sedición y malversación, en el que destaca el supuesto papel jugado por el empresario Jaume Roures, fundador de Mediapro, en la estrategia independentista que desembocó en el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2018.

El 'bombazo' lo sueltan Óscar López-Fonseca, Reyes Rincón y Fernando J. Pérez en 'El País' este 14 de febrero.

Los tres periodistas explican que en el documento de la Guardia Civil Roures es calificado como “elemento capital” en la estrategia de movilización social que puso en marcha los independentistas dentro de la hoja de ruta recogida en el dossier EnfoCATS, intervenido durante los registros del pasado 20 de septiembre de 2017 en el domicilio Josep María Jové, mano de Oriol Junqueras.

El informe llega a apuntar que el trotskista Roures “podría integrarse en el Comité Ejecutivo que se plasmó en aquel documento en calidad de profesional experto en el ámbito de la comunicación”.

Los agentes recuerdan que el fundador de Mediapro, ahora a punto de ser vendida a los chinos, fue el empresario que habilitó el centro de prensa desde el que el Govern fue dando las ruedas de prensa en las que avanzó los resultados del referéndum ilegal (El millonario rojo Jaume Roures vende a los chinos los derechos televisivos del fútbol español).

También que fue su grupo mediático el encargado de producir el vídeo sobre el 1 de octubre que se emitió en TV3 y en el que "se narraron los acontecimientos relacionados con el referéndum, se enaltecieron a las personas que fueron capaces de hacerlo posible y se difundieron los mensajes que interesaban a la causa independentista" (El documental de Roures en TV3 que ha hecho mearse de la emoción a los 'indepes': "¡España es una mierda!").

La Guardia Civil destaca que pese a que Mediapro es proveedor de servicios a todos los canales estatales de televisión, "únicamente ese documental fuese emitido en el canal autonómico".

El documento policial encuadra todo ello en la estrategia comunicativa de los independentistas.