Política
Anna Gabriel RS

Ya está en marcha. Agua a todo pasto y unas tragaderas que echan para atrás. No se necesita más. La rabia hace el resto. Son los delirantes cerebros de la Asamblea Nacional Catalana, ANC, que han elegido para tamaño despropósito el convento de los Capuchinos de Sarrià, en Barcelona, el mismo lugar en el que se celebró una asamblea de militantes antifranquistas en 1966. (El liberado novio de la elegante Anna Gabriel agacha las orejas y pasa por el aro).

Todo aquel que desee pasar hambre por una buena causa no tiene más que apuntarse en la página web 'prouostatges.cat'. Los voluntarios pueden participar en el ayuno por la reciclada exdiputada de la CUP Anna Gabriel y sus compinches de faena durante un mínimo de dos días y un máximo de siete, y podrán tomar parte en la protesta personas de entre 18 y 75 años que se hayan sometido a una revisión médica, no vaya a ser que alguno dé un susto y empeoren más las cosas.

La hilarante acción tiene por objetivo "denunciar la represión política del Estado español, que ha convertido en rehenes" a los secesionistas encarcelados y que también "mantiene en el exilio" a Carles Puigdemont y los exconsellers Meritxell Serret, Clara Ponsatí, Toni Comín y Lluís Puig.

La entidad ha expuesto que el ayuno se realiza "por solidaridad, por dignidad y como denuncia", ya que "ningún sistema político que se denomine democrático puede usar la persecución político-judicial".

Los 14 activistas recibirán este jueves 1 de marzo de 2018 la visita de familiares de los presos y se sumará al ayuno el profesor balear Jaume Sastre, que hizo 40 días de huelga de hambre en 2014 como muestra de rechazo a las políticas educativas del expresidente balear José Manuel Bauzá.

A la iniciativa se han sumado una serie de entidades y organizaciones sociales entre las que se encuentran Òmnium Cultural, la Asociación Catalana por los Derechos Civiles -formada por los familiares de los presos separatistas-, el CIEMEN y varias plataformas a favor del derecho a decidir, entre otras.

Con estas porras calientan las cacerolas 'indepes' los quemados mossos: "¡Hijoputas!"