Política
Josep Lluís Carod-Rovira. EP

En el independentismo catalán canta hasta la gallina. Y a todo volumen, por lo que acabamos de ver del antaño omnipresente Josep Lluís Carod-Rovira.

Algunos referentes del independentismo comienzan a decir en voz alta lo que muchos reconocen en conversaciones privadas.

El procés está herido de muerte y la estrategia de Carles Puigdemont, de Junts per Catalunya y de Esquerra ha fracasado totalmente tras la aplicación del 155 y la victoria de Inés Arrimadas en las elecciones del 21-D.

En este sentido, la confesión este 6 de marzo de 2018 del que fuera presidente de ERC y vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, ha sacudido los cimientos del independentismo por lo descarnado de su relato.

"Es hora de decir la verdad", ha reconocido Carod, en una entrevista en el programa 8 aldía de 8TV.

El antecesor de Oriol Junqueras al frente de Esquerra ha admitido que "con el 47% la unilateralidad no ha funcionado y nos tiramos a la piscina sin que hubiera agua suficiente".

Carod ha lamentado que Junts per Catalunya y ERC "se repartan los cargos y los medios de comunicación sin tener un programa".

"¿Cómo es posible que JxCat y ERC no hayan hablado qué hacer?", se ha preguntado al tiempo que denuncia:

"Las energías se invierten mucho más en la hegemonía electoral que en otra cosa".

Carod-Rovira ha proseguido con su ataque frontal a la hoja de ruta de Puigdemont y Junqueras y ha tachado la DUI de "triste".

"Somos los mejores del mundo en las performances colectivas, pero ¿y la política?".

Por último, el exvicepresidente ha censurado la huida de Puigdemont:

"Si una persona dice que vuelve, esta persona debe volver".

En 2004, siendo conseller en cap -consejero jefe- de la Generalitat en el gobierno de Pasqual Maragall, el ahora canoso Carod-Rovira se reunió con la banda terrorista ETA en Perpignan, para pedirles que no atentasen en Cataluña.

Esta confesión de Carod-Rovira se une también a las revelaciones que el exconseller del PDeCAT, Santi Vila, hace en su libro De héroes y traidores, un relato personal sobre los momentos álgidos del procés.

Vila acusa de desleal a ERC por incitar a la DUI cuando Puigdemont tenía tomada la decisión de convocar elecciones anticipadas y señala a Marta Rovira como responsable.

Estas deserciones del procés de Carod-Rovira y Santi Vila se producen el mismo día en que se ha sabido que el inicio de órdago independentista fue diseñado por Convergencia en 2011 para tapar sus casos de corrupción por el cobro de comisiones ilegales del 3%.

Según un informe de la Policía que obra en poder de la juez Carmen Lamela, los Mossos trataron de destruir un informe:

"Sobre las gestiones que se vienen practicando sobre las estructuras de cobertura diseñadas y montadas desde hace años por ciertos dirigentes de CDC, así como de Unió, para camuflar el cobro de sobornos y/o comisiones".

Según explica la Policía, en la nota que los Mossos iban a quemar se expone:

"El inicio de un hipotético plan independentista que nació de una reunión celebrada el 25 de noviembre de 2011, a la que acudieron los máximos dirigentes de la entonces CDC".