Política
El acto celebrado en el Ayuntamiento de Sabadell y el ambiente que se vive en Alsasua. PD

Un vómito en toda regla, una infamia sin frenos. Sabadell han rendido un asqueroso homenaje a los agresores de Alsasua, esos que patearon a dos guardias civiles en octubre de 2016.

El 15 de mayo de 2018 los ediles de Crida-CUP y ERC, que son los que gobiernan el consistorio del municipio catalán, el quinto más poblado de Cataluña, optaron por invitar a los padres de dos los ocho agresores para congraciarse con su causa y, de paso, echar más gotas de victimismo y arrimar el ascua a la sardina del separatismo catalán.

Los dos familiares a los que se concedió audiencia, según cuenta El Mundo, fueron Antxón Ramírez de Alda, padre de uno de los tres chicos en prisión preventiva al que se reclama 50 años de pena, y Edurne Goikoetxea, madre de una joven que se enfrenta a una condena de 12 años y medio.

Goikoetxea ha sostenido que "se ha construido un relato contra el pueblo de Alsasua porque interesa mantener el fantasma del terrorismo".