Política
Pedro Sánchez y la crisis del Aquarius.
Al Jazeera, el principal canal de noticias del mundo árabe, con una audiencia superior a los 270 millones de hogares, se ha hecho eco ya de la decisión española

Fue el proyecto estrella de la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, para la presente legislatura y ya es una realidad parlamentaria. Solo hace falta un año de empadronamiento y se cobran 495 euros al mes sin ningún compromiso. (Sánchez se queda sin cortar el bacalao con los migrantes del 'Aquarius': su propuesta hace agua).

La iniciativa de esta renta de inclusión social mínima, contó en su día con la oposición del PP. La diputada María José Catalá aseguró que la renta se concederá a las personas

"sin un compromiso claro de esforzarse. Y pensamos que el compromiso del esfuerzo es muy importante para la persona que recibe la solidaridad de todos los valencianos".

Sea como fuere, los 629 inmigrantes del 'Aquarius' que llegarán al puerto de Valencia en horas lo hacen a una comunidad autónoma que acoge esta ayuda, y de la que podrán beneficiarse -los que se queden, ya que algunos pocos serán repartidos en otras regiones españolas, como Baleares-, con el único requisito de llevar 12 meses empadronado en algún municipio de la región. (Solo te falta el 'Welcome refugees': Sánchez se 'carmeniza' y ofrece España a los refugiados del 'Aquarius').

El caso de estos africanos puede ser catalogado de emergencia social, que es la primera de situación que la 'renta de inclusión' contempla para su concesión. El segundo requisito que deberán acreditar es el empadronamiento durante 12 meses en algún municipio de la región. No estarán obligados a participar en labores de inclusión social o laboral para recibir la citada cantidad mensual.

El Gobierno de Pedro Sánchez no mandará sin embargo a los 629 inmigrantes del Aquarius a los Centros de Internamientos de Extranjeros (CIEs), los habilitados para extranjeros en situación "irregular", ni serán devueltos a sus países de origen.

Fuentes del Ejecutivo socialista sostienen que estas personas, que llegarán previsiblemente al puerto de Valencia el próximo sábado, tendrán la consideración de "refugiados", y por tanto, "derecho de asilo" en España.

En cuanto a la condición indefinida de la prestación económica y la abolición del régimen sancionador que recaía sobre la renta anterior por su uso fraudulento, cabe resaltar que también fue criticada en su día por el Defensor del Pueblo valenciano. El síndico de Greuges alertó de que puede propiciar tanto el trabajo como el dinero negro dado que el perceptor estará tentado de coger un trabajo ilegal para no perder la ayuda pública.

De ahí que el PP llegara a hablar de un nuevo PER por su carácter indefinido y no exigir un compromiso de los beneficiarios, circunstancia ésta que de facto convierte a la prestación en una subvención a fondo perdido.

Los africanos del 'Aquarius' dispondrán además de la tarjeta de sanidad universal, que fue declarada inconstitucional a finales del año pasado, -al considerarse que las normas autonómicas invadían competencias del Estado-, pero cuyo servicio el gobierno valenciano se comprometió a mantener a los extranjeros sin papeles.

"Cualquier persona que entre en un centro de salud o en un hospital de la Comunidad Valenciana va a ser atendida y en ningún caso se le va a cobrar ninguna factura sanitaria",

aseguró Ximo Puig al conocer la sentencia de inconstitucionalidad.

Al Jazeera, el principal canal de noticias del mundo árabe, con una audiencia superior a los 270 millones de espectadores, se ha hecho eco ya de la decisión de Pedro Sánchez: "España acoge los 600 refugiados que Italia y Malta rechazaron".

Todo un efecto llamada.

Así tratan de cruzar ilegalmente a España cientos de inmigrantes