Política
Alfonso Rojo, director de Periodista Digital con el comisario José Villarejo. PD

Tiene 66 años recién cumplidos y la barba cana. Se acaba de jubilar como policía y anuncia que a partir de ahora, que en su reencarnación como 'civil', va a ser periodista de investigación. Se llama José Villarejo, 'Pepe' para los amigos y es uno de los personajes más polémicos, oscuros y relevantes del panorama político español.

- ¿Sigues llevando pistola?

No, me han quitado todo, hasta la pipa...y no sé si pensar mal y apuntarme a la tesis de que lo han hecho para que si alguno de los malos, a los que di mala vida en el pasado, me pilla por ahí descuidado y me da matarile

- ¿Cómo a alguien que ha estado 34 años de servicio, y en temas muy sensibles para la seguridad nacional, le pueden retirar el arma reglamentaria?

Justo antes de que yo me jubilase, el señor [Ignacio] Cosidó, siendo director general de la Policía, modificó la ley para quien tuviera 25 años de servicio pudiera seguir como comisario. Como yo estuve diez años en excedencia, tenía 24 años y unos meses de servicio y no cumplía con su ley.

- Tras 66 años de estar callado como un muerto y ser invisible, ahora estás hablando más que los de 'Sálvame'. ¿Por qué?

Mi plan era estar callado y ser discreto, pero en este país la gente confunde estar callado con ser débil. A la vista de la campaña brutal que hay contra mí, que ha convertido el apellido Villarejo en el paradigma de todos los horrores, quiero contar mi versión.

- Has anunciado que a partir de ahora vas a ser periodista de investigación. Después de tantos años pastoreando periodistas, ¿no es un poco raro que el lobo se quiera convertir en oveja?

El mundo del periodismo es muy parecido al de la policía. Y como hay muchas causas pendientes, me hago periodista.

- ¿A cuántos periodistas has engañado a lo largo de tu tormentosa carrera?

Yo fui el primer policía, en los 70, al que expedientaron por hablar con un periodista. He hablado con algunos medios, con los que se han atrevido, porque la cosigna es 'no toquéis a Villarejo porque os va a abducir'. Ni que estuviéramos en la Venezuela chavista con los amigos de Podemos.

- ¿Guardas muchos informes secretos en el cajón para poner patas arriba España?

Yo soy policía desde 1972 y he vivido muchas cosas.

- ¿Tu repentina explosión de locuacidad tiene que ver con la aparición del comisario Marcelino Martín Blas en un documental de Mediapro?

A mí Marcelino me ha parecido siempre un mediocre, un peón dentro de una gran trama. Yo lo que me quiero defender es de ese ataque brutal contra mí.

- Echando la vista atrás, ¿hay muchas historias de las que han sido portada de los periódicos que hayan salido de ti? Bárbara Rey y Don Juan Carlos, Artur Mas y sus dineros, exclusivas de Manuel Cerdán, Antonio Rubio o Eduardo Inda...

Por partes, como Jack El Destripador: Bárbara Rey es una señora que tiene una relación con el monarca, hoy emérito, en un nido de amor que pone el CNI y donde graba el CNI. Hace 30 años esas grabaciones se las filtran, vía Perote, a El Mundo. Periodistas de esos medios como Manuel Cerdán o Antonio Rubio tuvieron acceso a ese material. ¿Qué tengo que ver yo con esas grabaciones?

- ¿Qué cosas importantes no le has contado a Évole?

Je, je,je... Hombre, lo más importante de esa entrevista es que desenmascaro a uno de los personajes más turbios de la democracia española, el general [Félix] Sanz Roldán, director del CNI. Este señor se cree Franco, por tanto, el Generalísimo, y no es más que el Herbert Hoover que tenemos en España. Se irá cuando se muera porque tiene a todo el mundo asustado.

- ¿Por qué el general Sanz Roldán va contra ti, por qué es tu enemigo?

Yo no le conozco y no he hablado con él. He intentado limar asperezas, pero este es un señor narcisista que quiere mandar ahora un mensaje: 'Al que se meta conmigo le va a a pasar lo que a Villarejo'.

- ¿Cuánto te ha pagado laSexta por tu entrevista con Évole?

Nada, ni un duro.

- Pues debes de ser el único pardillo que no cobra por dar espectáculo en televisión...

Ahora, a toro pasado, vista la expectativa, pienso que igual tenía que haberles dicho que me dieran un porcentaje...je, je, je.

- ¿Fue el general Sanz Roldán el que filtró a El País los detalles de tu abultado patrimonio?

Sin duda. Yo he denunciado en la Audiencia Nacional a Sanz Roldán y a su agente Javier Ayuso.

- Ayuso es un periodista de larga y reconocida trayectoria...

No coincido contigo. Lleva muchos años de dircom y colocado en sitios buenos.

- ¿Apuñalaste o no a la doctora Elisa Pinto como ella dice?

No solamente no apuñalé a la doctora, a la que no conozco de nada, sino que nadie la apuñaló. Basta leerse el sumario para ver que lo que hay ahí es una autolesión, en realidad, es un arañazo tan superficial que ni siquiera penetró en la piel. Estuvo hecha con un instrumento no punzante... eso está hecho por un cirujano dermatólogo.

-¿Entonces, ¿por qué te imputan?

Es lo que yo llamo el 'imperio de las verrugas'. Esta dermatóloga le arregló unas verrugas a una persona muy importante de la esfera judicial [se refiere a Margarita Robles] y a partir de ahí...

-Pero la dermatóloga te identifica en la rueda de reconocimiento como el apuñalador.

Me reconoce porque le dicen que lo haga. El día anterior había salido una foto mía en El País donde decían que este es el tipo al que va a reconocer la doctora Pinto.

-Tu declaraste que en el momento del pinchazo estuviste con Eduardo Inda y él niega que estuviese contigo. ¿Te ha traicionado Inda?

Yo voy a mi cuaderno de notas y veo que tengo a Inda ese día [10 de abril de 2014] a las 18 horas (que luego se pasó a las 19 h). Una veces venía solo y otras con su compañero (Esteban Urreiztieta). Inda todavía no ha declarado. Cuando vaya a sede judicial, Inda dirá la verdad, si no le han presionado para que diga algo en sentido contrario.

-Hay quien dice que la gran bronca del CNI es por informaciones de Podemos que se querían ocultar.

Lo desconozco. Hay un informe, llamado 'P.I.S.A.', que también me atribuyen y que es una bazofia, es una mierda de informe que hicieron Coisidó y su entorno. Es cierto que hay un informe en el que no me dejaron continuar en el que se habla de reuniones, de miembros de ETA, servicio secreto cubano, servicio secreto venezolano y estos de Podemos. Yo informé de eso a mis superiores y no sé qué hicieron luego con ello.

- ¿Salieron de ti los informes sobre la 'operación Cataluña'?

Yo en el año 2012 lo que hice, trabajando más de un año, muchas veces haciéndome pasar por periodista, fue convencer a algunas personas de que hablasen de lo que era un secreto a voces: que los grandes políticos catalanes se llevaban no el 3% sino el 8% de las grandes obras. Entre los que dieron un paso está una mujer valiente como Victoria Álvarez [ex novia de Jordi Pujol Ferrusola]. A mí enseguida me apartaron del asunto.

- ¿En qué partido político tienes más amigos?

En ninguno. Pero en lo que se refiere a defensa del Estado español me fío más del PSOE que de los del PP.

-Con el nuevo ministro del Interior, ¿qué tal te llevas?

Me da la impresión de que es una buena persona y, sin que salga de aquí, en el argot policial, donde hay mucha mala leche, le llaman 'El Zampa'.

- ¿La policía está contigo o contra ti?

Ni conmigo ni contra mí. Los que me conocen y han trabajado conmigo no se creen nada de lo que me quieren echar encima.

-¿Y en la prensa tienes muchos amigos?

Hay algunos como tú a los que conozco desde antes de la Universidad. Lo que tengo en contra en la prensa es una conjura de necios.

-¿Tienes miedo de que te pueda pasar algo?

No, yo creo en la reencarnación.

- Hombre, ¿pero no tendrás prisa para ir al Valle de Josafat a rendir cuentas ante el Altísimo?

La verdad es que ninguna...