Política
Moussa Oukabir, el terrorista islámico que perpetró el atentado de La Rambla. PD

Esta es la cara del asesino. Se llama Moussa Oukabir, tiene 18 años y fue el asesino que este 17 de agosto de 2017 condujo a toda velocidad, haciendo eses para matar más gente, la furgoneta blanca que acabó sobre La Rambla de Barcelona con la vida de 13 inocentes y dejó heridas a más de un centenar de personas.

Fugado y peligroso. Así describen fuentes policiales a este miserable de 18 años recién cumplidos.

Moussa Oukabir es hermano de Driss Oukabir, quien fuera en los primeros momentos principal sospechoso del ataque con furgoneta por Las Ramblas al estar a su nombre en los datos de registro del vehículo con la que se perpetró el ataque en la capital catalana.

Además, bajo su nombre se habría alquilado una segunda furgoneta que fue localizada en Vic (Barcelona). Según la versión de Driss, que se entregó de manera voluntaria, su hermano le habría robado el pasaporte, negando cualquier vínculo con el primer ataque.

UN TIPO SEDIENTO DE SANGRE

Hace dos años, Moussa era usuario habitual de una página de preguntas y respuestas llamada Kiwi.

En esta web otros islamistas cercanos al fanático le preguntaron:

"En tu primer día como rey absoluto del mundo, ¿qué harías?".

A lo que él respondió:

"Matar a los infieles y dejar solo a musulmanes que sigan la religión".

En otro caso, le preguntaron también:

"¿En qué país nunca vivirías?", "en el Vaticano".

Cuatro detenidos por vínculos con los atentados

Horas después del ataque en el corazón de Barcelona, que reivindicó el grupo terrorista Estado Islámico, sucedió otro ataque en Cambrils (Tarragona) cuando varios individuos arrollaron con un coche a varias personas en el paseo marítimo. Este suceso, ocurrido por la noche, se saldó con un mosso y seis civiles heridos (uno crítico) y con cinco terroristas abatidos.

Tras las dos primeras detenciones ocurridas desde el primer ataque, los Mossos d'Esquadra han detenido a lo largo de la mañana de este viernes en Ripoll (Girona) a dos individuos presuntamente vinculado a los atentados.

Así, hay cuatro detenidos: tres detenidos en Ripoll y el herido en la explosión de Alcanar (Tarragona) del miércoles a última hora y que provocó el colapso de un edificio que dejó un muerto. La investigación centra una parte en encontrar los vínculos entre este suceso y los atentados.