Política
El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero. EF

Fin de la fiesta para el mayor de los mossos. José Luis Trapero ha sido destituido de su cargo, al estar implicado en un delito de sedición.

Este 28 de octubre de 2017, al socaire de las medidas adoptadas por el Gobierno de España con el artículo 155 de la Constitución para frenar el golpe en Cataluña, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha procedido a relevar de su puesto al mayor Trapero.

El Comisario Superior de Coordinación Territorial de los Mossos d'Esquadra, Ferrán López, sustituye a Trapero al frente del cuerpo, que cuenta con 17.000 agentes. 

El ministro Zoido subía este tuit en el que adjuntaba la dimisión publicada este 28 de octubre de 2017 en el Boletín Oficial del Estado.

 

 

Según relata ABC, la sustitución de Trapero, no obstante, no es sencilla dado que tiene una enorme ascendencia sobre buena parte de la plantilla, en especial de los mandos y, por tanto, hay que buscar un perfil muy firme a quien colocar al frente. Los apoyos con los que cuenta se evidenciaron cuando fue recibido entre aplausos y abrazos en el cuartel general de los Mossos tras prestar declaración ante la juez Carmen Lamela y seguir en libertad.

Una vez que sea apartado, el Ministerio del Interior puede acordar también que se le abra un expediente administrativo e incluso suspenderle de empleo y sueldo, en función de la gravedad del mismo. Esa misma medida podría aplicarse a los mossos rebeldes de manera inmediata para contener de esa forma sus posible desobediencia.

RISOTADAS CON EL CESE DE TRAPERO

El choteo en Twitter y en otras redes sociales con la 'decapitación' de Trapero es para tirarse al suelo de la risa