Política
Oriol Junqueras. EP

Se le va a caer el pelo al golpista jefe.La difusión este 18 de diciembre de 2017 a través de una radio catalana de una entrevista grabada del encarcelado líder de ERC, Oriol Junqueras, no ha pasado inadvertida al Ministerio del Interior.

Su titular, Juan Ignacio Zoido, explicaba este mediodía que «hay expedientes abiertos en Instituciones Penitenciarias» contra el exvicepresidente de Cataluña y el exlíder de la ANC, Jordi Sànchez.

«Una vez que se tramiten los expedientes y los afectados sean escuchados, se resolverá» qué medidas adoptar por parte de la Secretaria General también de Instituciones Penitenciarias, ha informado el ministro.

Explica L.L.CARO en ABC que se investiga si ha podido utilizar las comunicaciones permitidas a título personal con sus familiares o con su defensa para emitir mensajes con otros fines.Se investiga si ha podido utilizar las comunicaciones permitidas a título personal con sus familiares o con su defensa para emitir mensajes con otros fines.

Junqueras tiene derecho a hablar por teléfono con su familia y está tasado en 5 minutos la duración máxima de cada una de sus llamadas.

Fuentes penitenciarias consultadas por Europa Press han explicado que Junqueras ha reconocido a Prisiones que utilizó la llamada a un amigo para que se pudiera realizar la entrevista radiofónica que se ha difundido en la recta final de la campaña de las elecciones catalanas del 21 de diciembre, burlando de esta forma el régimen disciplinario interno y también la decisión al respecto que deben adoptar los jueces.

En esta entrevista, Junqueras ha asegurado que se encuentra en prisión por ser consecuente con sus actos. «Yo estoy aquí porque no me escondo nunca de lo que hago y porque soy consecuente con mis actos, decisiones, pensamientos y voluntad», ha dicho.

Junqueras ya desafió el régimen este sábado, cuando una nota de voz suya pudo escucharse en el mitin central de ERC, donde también los diputados Joan Tardá y Gabriel Rufián leyeron una carta suya. En una carta leída en ese mismo mitin insistía en su mensaje: «Seremos nosotros los que pararemos la infamia, los que no dejaremos que pasen la apisonadora por todo el país».

El domingo también se quejaba en una entrevista por cuestionario publicada en «La Vanguardia», de que «cada día hay más problemas» con sus visitas a la prisión.

El pasado jueves, el Tribunal Supremo denegó el permiso para salir en libertad y poder hacer campaña en las elecciones catalanas al expresidente de Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, número dos en la candidatura de Junts Per Catalunya por Barcelona, en un pronunciamiento que supone que tampoco podrán participar en la campaña el resto de presos por el referéndum ilegal del 1-O.

Existe el precedente del dirigente abertzale Arnaldo Otegi, a quien se expedientó por participar en un mitin de EH Bildu en la campaña electoral de 2012 con un mensaje grabado desde la cárcel de Logroño donde cumplía condena.

A Otegi se le impusieron medidas cautelares como la prohibición temporal de mantener comunicaciones telefónicas y visitas mientras se instruía el expediente. Finalmente, la Comisión Disciplinaria de la cárcel de Logroño le sancionó con 12 días de aislamiento en celda por una falta muy grave y la privación de tres días de paseo por una infracción leve.