Política
La Familia Real, con alguna ausencia, en el 80 cumpleaños del Rey Juan Carlos. CR

El menú fue sofisticado pero liviano: huevo escalfado con sabayón de caviar, suprema de rodaballo con ratatouille de verduras, solomillo a la borche y arroz basmati. De postre, el monarca emérico les endiño una selección de fruta cortada y la tarta de cumpleaños.

Este viernes 5 de enero de 2018 el Rey Juan Carlos cumplió 80 años y lo celebró con un multitudinario almuerzo en el Palacio de la Zarzuela para 70 invitados, entre los que no estaban ni su hija Cristina, ni su yerno Iñaki Urdangarin ni sus hijos.

Sí se desplazaron numerosos familiares y amigos que quisieron compartir con él un día tan especial que además marca el inicio de una serie de actos a lo largo del año 2018 con los que se conmemorará no sólo su onomástica sino también la de la Reina Sofía, quien cumplirá 80 años el próximo 2 de noviembre.

Entre los invitados que llegaron en coche a la residencia oficial de los Reyes Juan Carlos y Doña Sofía pudimos ver a su hermana la infanta Margarita acompañada de su marido Carlos Zurita, a sus sobrinos Bruno Gómez Acebo y su esposa Bárbara Cano, así como a Cristina de Borbón Dos Sicilias y Pedro López Quesada.

No así a los Reyes Felipe y Letizia con sus dos hijas Leonor y Sofía ya que la residencia de los actuales Monarcas se encuentra en el mismo complejo de la Palacio de la Zarzuela por lo que cuentan con un acceso directo. También estaba allí su hija la Infanta Elena y sus nietos Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, así como su hermana la infanta Pilar y todos sus sobrinos.

La propia Casa del Rey facilitó posteriormente una imagen de la celebración a los medios en la que se puede ver a Don Juan Carlos y Doña Sofía con sus hijos y nietos a excepción de Cristina y su familia ahora que Urdangarin, vetado en la Familia Real tanto a nivel institucional como familiar, se encuentra a la espera de que el Tribunal Supremo resuelva sobre el recurso sobre la sentencia de la Audiencia Provincial de Palma que le condenó a 6 años y tres meses de prisión por el caso Noos.