Política
Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Anna Gabriel.

El PP ha propuesto que no puedan ser indultados los condenados por delitos de rebelión o sedición, de los que se acusa a los dirigentes independentistas catalanes.

Los conservadores han presentado una enmienda al proyecto de ley que promovió el PSOE, y tomado en consideración por el Congreso en febrero del año pasado, para impedir que se concedan indultos a los condenados por corrupción y malos tratos.

Según el texto propuesto por el PP, quedarían excluidos de la medida de gracia los condenados por homicidio doloso, violencia de género y doméstica, trata de seres humanos, contra la libertad e indemnidad sexual, financiación ilegal de partidos, corrupción política, rebelión, sedición y delitos contra la Corona, terrorismo y traición.

Esta propuesta, que ha sido registrada este martes 6 de febrero de 2018 en el Congreso, impediría que los dirigentes catalanes acusados de estos delitos por el proceso independentista pudieran ser indultados en caso de condena.

Durante la campaña de las elecciones catalanas del 21 de diciembre, el candidato socialista, Miquel Iceta, recibió duras críticas por decir que si fuera presidente de la Generalitat pediría el indulto para los condenados por el 'procés', para "cerrar heridas y resolver problemas".

Tras las elecciones, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, reconoció que la defensa de los indultos a los dirigentes independentistas de Iceta en campaña generó "desconfianza" en los votantes constitucionalistas y perjudicó a la candidatura del PSC.

El vómito victimista de este independentista a pesar de llamar a la calle a la rebelión