Política
Mariano Rajoy con Luis de Guindos. EF
La decisión final es del presidente y los que le rodean sólo tienen claro que hará “una sustitución” para que no se pueda hablar de una crisis de Gobierno en toda regla

El plazo para hacerlo oficialmente finaliza este 7 de febrero, pero el omniscente, omnipresente y omnipotente Mariano Rajoy ya ha permitido que se filtre la candidatura de Luis de Guindos a la vicepresidencia del Banco Central Europeo (Luis de Guindos se cura en salud y descarta dejar el Ministerio hasta que se confirme su elección).

De salir adelante el asunto, Guindos se sentará en la silla del portugués Vítor Constâncio el próximo 1 de junio de 2018.

En el PP consideran que Guindos tiene el "prestigio requerido" para ocupar ese puesto y, además, creen que el jefe del Ejecutivo se apuntará un tanto al lograr que España obtenga representación internacional.

Todos dan por hecho que Rajoy tiene el cargo "bien amarrado", contando con el aval de Alemania, Francia e Italia. Dicen que por eso se lanza. Tienen claro que no se iba a arriesgar sino fuera seguro porque es muy consciente de que se quedará con una importante vacante en el Ejecutivo.

Aunque Rajoy y la canciller alemana Angela Merkel han pactado esta incorporación para acompañar al italiano Mario Draghi al frente del máximo organismo regulador del euro, hay otro candidato con opciones. Se trata del irlandés Philip Lane, gobernador del Banco de Irlanda y propuesto por el Ejecutivo de su país para el cargo. Los dos se enfrentan a la posición francesa, ya que Emmanuel Macron pide una mujer para el cargo de vicepresidente del BCE.

Y las filas del PP, como pasa siempre en estos casos, son una tormenta de 'quinielas'. En cuanto a los posibles relevos en Economía, algunos apuntan a que la mejor colocada para ser la sustituta sería la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina.

También tendría opciones el actual ministro de Industria, Álvaro Nadal, así como su hermano gemelo de Alberto, actualmente secretario de Estado de Presupuestos y Gastos.

Con menos opciones estaría la número dos del ministerio de Economía, Irene Garrido.

Ahora entra en las quinielas incluso el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien cambiaría de aires y ganaría galones en el Ejecutivo, más si cabe. Montoro es de total confianza de Rajoy.

Hay más candidatos. Se habla de Eva Valle, actual directora de la Oficina Económica de la Moncloa y, por cierto, esposa Alberto Nadal, cuñada de Álvaro Nadal... todo quedaría en familia.

En la sede del PP de la calle Génova circulan más aspirantes: Román Escolano (actual vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones) y sobre todo Fernando Becker (director corporativo de Iberdrola y amigo de Rajoy, ex consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León).

El que Becker haya dejado su cargo en Iberdrolla, precisamente este 7 de febrero de 2018, parece muy sugnificativo (Fernando Becker abandona Iberdrola tras 18 años en la compañía y suena como ministro de Economía).