Política
El presidente Pedro Sánchez disfrutando de la playa (PSOE). EP
Al Gobierno del socialista Pedro Sánchez se le ha gripado ya el motor y eso que no lleva ni dos meses
Encuesta¿Crees que Pablo Casado será un buen líder y logrará que el PP gane las próximas elecciones?

El general Franco, que lleva 42 años muerto y olvidado, no es un problema. La educación concertada, demandada por casi dos millones de familias y con buenos resultados académicos, no es un problema (A Algeciras, a ver inmigrantes, en lugar de a Benicassim a escuchar a The Killers, tenía que haber ido el avión de Sánchez).

Establecer la barra libre para la eutanasia y crear una asignatura nueva para que los niños nos salgan progresistas no era una prioridad de España; ni asaltar RTVE para hacerla vasalla de PSOE y Podemos.

Tampoco había urgencia alguna en feminizar el vocabulario de la Constitución, dar más prebendas a los nacionalistas o castigar a las clases medias y a la banca con más impuestos (Al Gobierno Sánchez se le ha gripado ya el motor y eso que no lleva ni dos meses).

Por el contrario, como escribía Luis Ventoso en 'ABC' el pasado 27 de julio de 2018, sí existen problemas de primer orden, como defender la unidad nacional frente a un golpe separatista que sigue larvado, intentar atraer capital exterior, proteger a España de ataques terroristas, o trabajar con método y tenacidad para que nuestras fronteras no sean porosas y para evitar que España se convierta en la meca de una inmigración fuera de control.

Pero al socialista Pedro Sánchez, propenso como es a mirarse al espejo, todo eso se la bufa porque piensa que gobernar es hacerse fotitos de Instagram en el Falcon e idear gestos para la galería.

El presidente del Gobierno 'descansará' entre el 3 y el 24 de agosto de 2018. Acaba de llegar y ya está cansado-

Así lo afirma El Mundo, en un curioso reportaje que ahonda en la pasión por el ocio del socialista Sánchez.

Según el rotativo madrileño, los planes de la familia presidencial pasan por desaparecer el próximo 3 de agosto y no volver a la tarea hasta el Consejo de Ministros previsiblemente convocado para el 24 de agosto: tres semanas de asuete que el líder del PSOE considera "un derecho y un deber".

La noticia coincide con la difusión de un estudio tan ilustrativo como inquietante: uno de cada tres trabajadores autónomos de España no se puede coger días libres en todo el verano, y de ese amplio sector laboral apenas un 6% disfruta de vacaciones.

En el caso de la familia presidencial, LOC afirma que acudirán a un apartamento de su propiedad en una coqueta urbanización de Mojácar, una población de la costa almeriense conocida por sus playas en el litoral y por disponer de un bonito casco urbano.

La pasión viajera y vacacional de Sánchez ha hecho correr río de tinta y sus imágenes cogiendo vuelos a Los Ángeles o desapareciendo durante semanas para acudir a distintos puntos de la geografía española le han deparado muchas críticas, justas o no.

Uno de los casos más sonados fue en octubre de 2016, cuando en plena crisis del PSOE auspiciada por su famoso "No es no" a Rajoy que bloqueaba el comienzo de la legislatura tras un año ya de parálisis y la repetición de los comicios, el entonces dimisionario secretario general se marchó con su mujer e hijas a hacer un viaje 'soñado'.

Así, comenzaron unas vacaciones inspiradas en la conocida Ruta 66, también llamada de Main Street of América o The Mother Road, que tiene aproximadamente 4.000 kilómetros que unen Los Ángeles con Chicago o viceversa, según informó entonces Miguel Blasco en 'Esdiario'

En un estimación con los presupuestos que ofrecen las agencias, sólo en aviones los Sánchez se habrían gastado en torno a los 5.ooo euros, al margen del alojamiento y los desplazamientos.

A la ruta por Estados Unidos se unieron en los veranos de 2015 a 2017 los kilómetros que ya recorrieron los Sánchez Gómez en aquel bienio.

Se dejaron ver en Ibiza, Mojácar, Benicasim, Vera... Así de bronceado volvió en aquellos momentos para decirle a Mariano Rajoy "no es no" en el debate de investidura.

El Mundo no descarta que, en lugar de agotar las vacaciones en un único destino almeriense, la familia Sánchez utilice el Palacio de las Marismillas, sito en el Parque de Doñana, utilizado en su momento por González, Aznar o Rajoy.

El asueto presidencial, si se confirma que sea tan prolongado, coincidirá con una crisis política de enorme magnitud en la se amontonan el conflicto con el independentismo catalán, que se agudizará en otoño; la crisis en la frontera de Ceuta y Melilla y el bloqueo económico y presupuestario por la prohibición parlamentaria a aplicar el techo de gasto que proponía el 'agotado' Sánchez.