Política

El amenazado lince ibérico ha estado también en la agenda que Pedro Sánchez ha organizado para Angela Merkel y viendo lo que vemos, parece claro que no sólo ese pequeño felino está en trance de extinción. También la buena educación (laSexta no disimula ni en verano: Hilario Pino le dedica más de una hora a hablar del máster de Pablo Casado y se olvida de los escándalos y enchufes de la era Sánchez).

El presidente socialista cede muy ampuloso el paso a la canciller alemana, también a su silencioso marido y cuando su esposa, Begoña Gómez va a entrar, se cruza en la puerta y la deja atrás sin miramientos.  ¡Menudo gañán!

Por cierto que el germano Joachim Sauer, marido de la poderosa Angela, también debería haber sabido que la buena educación le obligaba a ceder el paso a las señoras, pero se confirma que Begoña, como no sea para enchufes, no cuenta para nada.