Política

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco permitirá a Francisco Granados, el supuesto cabecilla de la trama Púnica, salir de prisión tras dos años y medio encarcelado si abona una fianza de 400.000 euros. El magistrado, que dejará esta investigación en junio, considera que el avance de la investigación ha disminuido el riesgo de que Granados pueda influir en la destrucción y desaparición de pruebas, lo que justificaba su encarcelamiento de forma preventiva. Granados ingresó en prisión en noviembre de 2014 tras ser detenido.

El juez ha tenido en cuenta para tomar esta decisión que se ha levantado el secreto de sumario sobre diversas piezas separadas de la causa, entre ellas la parte de la investigación que indaga en una supuesta financiación irregular en el PP de Madrid, y los últimos registros realizados en la pieza que afecta a las empresas Arpegio-Prisma, donde los agentes han incautado material importante para la investigación, según recoge Luis. P. Arechederra en ABC.es hoy 17 de mayo de 2017.

Otra razón valorada por el magistrado para modificar la situación de Granados es que ha disminuido el riesgo de que el exsecretario general del PP madrileño se fugue, según el juez, por el transcurso del tiempo desde que ingresó en la cárcel. Velasco añade que esto permitirá al supuesto cabecilla de la Púnica, un red de corrupción que colonizó numerosas administraciones del PP en Madrid y otras comunidades autónomas, «acudir al primer juicio oral de esta causa en otras condiciones». Esta primera vista oral de la Púnica enjuiciará el chivatazo de dos guardias civiles, que alertaron a Granados de que estaba siendo investigado.