Política

Tiene gracia que un ex condenado por terrorismo, hoy devenido abogado de podemitas y editor de la revista Mongolia, sea quien vaya a defender a Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, los dos concejales de Manuela Carmena imputados por tres delitos en el caso del Madrid Open de Tenis. Las víctimas del terrorismo, indignadas con el Colegio de Abogados de Madrid por invitar a Boye a disertar sobre el Código Penal

Boye es uno de los abogados de referencia de programas como 'Al Rojo Vivo' en laSexta y socio de Nacho Escolar en eldiario.es. Toda una autoridad moral para la izquierda mediática.

En concreto, como ha publicado Okdiario, Sánchez Mato tendrá como abogado al mismo Boye, mientras que a Mayer la representará Isabel Elbal, letrada del despacho. Así lo han notificado ambos ediles al juzgado número 21 de Madrid que lleva el caso.

Boye ya fue abogado de Tania Sánchez por su imputación en tres delitos derivados de las subvenciones recibidas por la cooperativa de su hermano, Aúpa, durante su etapa como concejala de Rivas.

Tanto Sánchez Mato como Mayer aseguraron hace unos días que su defensa correría de su propio bolsillo.--Escolar se traga un tremendo 'zasca' cuando le recuerdan que tiene un etarra en su periódico--

Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer han sido citados a declarar como investigados en un juzgado de Madrid tras la querella presentada por el PP por su supuesta malversación de fondos, al encargar dos informes externos para denunciar el Open de Tenis. --Hermann Tertsch, contra Gonzalo Boye: "Ante tanto insulto, me tranquilizaría que me garantices que no me secuestrarás"--

Según consta en el escrito del juzgado de instrucción número 21 de Madrid, ambos ediles tendrán que declarar como "querellados", es decir, investigados, el próximo 18 de septiembre, al igual que la exconsejera delegada de Madrid Destino Ana Varela.

Junto con la citación, el juzgado admite a trámite la querella presentada por el PP contra los tres cargos del gobierno municipal de Manuela Carmena por malversación de caudales públicos, prevaricación y delito societario.

CONDENADO POR EL SECUESTRO DE EMILIANO REVILLA EN 1988

Gonzalo Boye, columnista, editor de la revista Mongolia y secretario del consejo de administración del diario digital que dirige Ignacio Escolar, fue condenado a 14 años de cárcel por su participación en el secuestro del industrial Emiliano Revilla, perpetrado por ETA en 1988.Las víctimas del terrorismo, indignadas con el Colegio de Abogados de Madrid por invitar a Boye a disertar sobre el Código Penal

Los etarras mantuvieron al empresario encerrado durante 249 días en un zulo de apenas dos metros de longitud, excavado en un chalé próximo a la calle Arturo Soria de Madrid. Lo liberaron el 30 de octubre de 1988 después de que la familia pagara un rescate de más de 500 millones de pesetas (unos tres millones de euros al cambio actual).

La banda terrorista había "subcontratado" algunas labores de apoyo logístico del secuestro a Gonzalo Boye y otros dos ciudadanos chilenos que eran miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

El 18 de marzo de 2014 el periodista Alfonso Rojo reveló en 'El Cascabel' de 13TV que el juez Elpidio Silva le había exigido a través de su abogado 300.000 euros por unas informaciones publicadas en Periodista Digital.'El Cascabel' denuncia lo que pasa por hablar de Boye: "Te ponen 300.000 euros y amordazan a la prensa"

Alfonso Rojo: "A mí una cosa que me llama mucho la atención es, un país, el nuestro, en el que se participa en un secuestro y es condenado en firme y cumple sentencia por este asunto, pues el predicamento, el aire, el acogimiento, el cariño que le dedica buena parte de la judicatura y de la abogacía española".

"El objetivo no es ese, es la máquina de picar carne. El procurador, el abogado, y al final entre esta panda te colocan los 10.000 euros antes de salir de casa. Y al final te ves en los juzgados paralizado, si es que el solo temor a que te hagan arrastrarte por los juzgados te deja paralizado".

El exfiscal de la Audiencia Nacional, Ignacio Gordillo, también manifestó su opinion de Boye:

"Esas personas que han sido condenadas por ello, lógicamente pueden tener una vinculación con los terroristas, llámale colaboración, participación o inducción. Y con una pena de diez años, aunque la haya cumplido y se haya rehabilitado, yo creo que como cuestión de historia y como cuestión de que ha ocurrido, no pasa ningún problema porque se cite en un medio de comunicación. No sé están haciendo opiniones particulares ni subjetivas de si una persona es más o menos terrorista, sino refiriéndose a una sentencia condenatoria en firme del Tribunal Supremo".

"El derecho de defensa está muy por encima de las ideologías, pero ciertamente no parece muy claro que cambie una persona de un lugar a otro con tanta rapidez. Creo que habría que ser más escrupulosos con ello, no me parece muy ético, pero es permisible".

"Lo mejor sería escuchar al señor Revilla, a ver si considera a los que le tuvieron secuestrado como terroristas o no, y oiríamos ahí a una víctima que es quien se tiene que manifestar sobre esto".