Política
Paleto, cateto, despistado con suerte. PD

La historia es pintoresca y daría para una película en esta España cañí tan acostumbrada a ver pulular a golfos forrándose a base de bien los bolsillos.

El guión sería tan sencillo como la de poner como protagonista principal a un anciano de 83 años, analfabeto, como el mismo se autodefine y que en los últimos tres años habría sido el ganador de 11 premios cuantiosos en las diversas loterías.

Sin embargo, la Justicia, que de tonta no tiene un pelo, sospecha de que el buen hombre, que responde al nombre de Antonio Ruiz, vecino de El Ejido (Almería) habría sido un mero testaferro para poder evadir parte del dinero de Caixa Galicia, tal y como cuenta El Español.

Y es que nuestro protagonista, con cuenta en esa entidad bancaria, habría recibido ingresos de más de nueve millones de euros entre 2003 y 2006 que, en principio, según Ruiz, eran producto de su buena suerte en la lotería.

Pero los investigadores estaban con la mosca detrás de la oreja y la Audiencia Nacional pidió oficio a Loterías y Apuestas del Estado para comprobar la veracidad de los hechos. La respuesta es contundente, Antonio Ruiz tuvo la mayor potra que pueda tener un vicioso de los juegos de azar y fue el ganador de esos premios.

Sin embargo, no todo es de color de rosas y el 'analfabeto' camionero se pulió toda la pasta en juego y deudas que fueron surgiendo. Pero el gracejo andaluz no lo ha perdido y afirma con cachondeo:

Aquí estoy esperando a que me toque otra vez la lotería.