Política
Pablo Iglesias, secretario general de Podemos. PD

La cabra tira al monte y el líder de Podemos a sus querencias: los ayatolás de Iran, los verdugos chavistas de Venezuela, los independetistas antiespañoles y los proetarras de todo jaez ('Yoko Ono', que arropó a los proetarras de Alsasua, aplaude a la Guardia Civil por perseguir al PP).

No es extraño por tanto que Pablo Iglesias criticase con vehemencia este 5 de julio de 2017 que se dé tratamiento de terrorismo a la agresión que sufrieron dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (La Fiscalía pide 50 años de cárcel para los proetarras que agredieron a dos guardias civiles de Alsasua).

Se trata de justificar Iglesias, que en su día celebraba en los platós de televisión la paliza que unos facinerosos propinaban a un policía nacional y que no hace mucho se reunió con los parientes de los que atacaron en masa a un teniente y un sargento de la Benemérita, que el terrorismo de ETA ya "forma parte del pasado" (Las vergonzosas fotos que se hicieron Iglesias y Rufián con los proetarras de Alsasua ¡y escondieron!).

"Estas medidas de excepcionalidad no son sensatas".

Con una caradura que sonroja, el secretario general de Podemos afirma sospechar  que "algunos están muy a gusto tratando de recrear escenarios del pasado" para no hablar de "lo grave", como la corrupción o la situación social.

En su postura, coincide pelnamente Iglesias con el Ayuntamiento de Alsasua, donde con el único voto en contra de UPN, se ha aprobado una declaración institucional en la que manifiestan su "más profunda discrepancia" con la petición fiscal de 375 años de cárcel para los vecinos del municipio navarro detenidos por agredir a dos guardias civiles y sus parejas.

En un pleno extraordinario celebrado este miércoles, con el voto a favor de Geroa Bai, EH Bildu, PSN y Goazen Altsasu (Podemos), han sacado adelante un texto donde los mismos que aplaudían a los agresores, dicen sentir "una gran preocupación" por ese caso que "ha llegado a un nivel de desproporción y sinrazón inaceptables" (Alsina descubre que Iglesias no tiene ni pajolera idea de lo que habla: "No conoce el auto de procesamiento pero opina todo el rato sobre lo de Alsasua").