Política
Foto de archivo de un bebé TW

Terrible suceso el acaecido en la noche del 14 de agosto de 2012 en Andalucía, y que ahora ha sido castigado por la sección tercera de la Audiencia Provincial de Jaén: un tipejo de 25 años de edad ha sido condenado a 12 años de cárcel por provocar graves quemaduras a su hijo, de cinco, meses al bañarlo con agua hirviendo.

Según da cuenta 'El País', el acusado acudió a casa de su hermana, acompañado de su pareja y de su hijo de cinco meses y medio. En un momento en que su hermana y su pareja se ausentaron de la casa, él se quedó con el niño y decidió bañarlo introduciéndolo en una bañera del cuarto de baño de la vivienda.

La sentencia hace referencia a un recipiente utilizado por el padre, y explica que "una vez llenado de agua hirviendo a altísima temperatura un recipiente", lo volcó sobre el bebé, produciéndole quemaduras de segundo grado en el 70% de su cuerpo.

"El padre mantuvo al bebé en el agua, mientras lloraba, hasta que finalmente lo extrajo y lo cubrió con una especie de trapo que usó para secar al bebé, mientras se le desprendía la piel. Luego su pareja y su hermana lo llevaron al hospital, donde quedó ingresado en la unidad de cuidados intensivos".

Al padre del bebé, que ahora tiene 25 años, se le ha retirado la custodia y la patria potestad. También ha sido condenado a pagar una indemnización de 180.000 euros y durante los 15 años siguientes al cumplimiento de los 12 años de cárcel, no podrá acercarse a menos de 500 metros de su hijo.