Política
Cuchillo, crimen, delito. PD

Lo primero que pensó todo el mundo, sobre todo los agentes, es que se trataba de un ataque terroristo; una nueva bestialidad de los fanáticos islámicos. Después, a la vista de la actuación del facineroso, los agentes se inclinaron por la tesis de que están ante un chalado.

La Policía Nacional ha detenido este 25 de julio de 2017  a un hombre que entró a la carrera en el paso fronterizo de Beni Enzar de Melilla al grito de «Alá es el más grande», portando en la mano un cuchillo con el que hirió a un agente de este Cuerpo que formaba parte del dispositivo de seguridad de la valla de la ciudad autónoma.

Fuentes policiales descartan de forma tajante que se trate de un ataque terrorista, y aseguran que se trata de un perturbado que en un primer momento intentó autolesionarse con un cuchillo a su llegada al paso fronterizo y que fue reducido en un forcejeo con un agente de la Policía Nacional.

El incidente ha ocurrido a las 7.35 horas de este martes. El agente ha sufrido un corte en un dedo de la mano, por lo que ha precisado atención médica. El arrestado es un varón que gritó «Allahu akbar», es decir, «Alá es el más grande».

Del suceso ha informado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en su cuenta de Twitter pasadas las 9.30 horas.