Política

"Yo nada tenía que ver con las actividades económicas del partido, solo con las políticas". Y por más que se lo repetía Mariano Rajoy al abogado de la acusación popular, José Mariano Benítez de Lugo, este 26 de julio de 2017 declarando como testigo por el caso Gürtel en la Audiencia Nacional, no lo comprendía el letrado.

El momento clímax de la comparecencia de Mariano Rajoy, entre peleas predominantes de los abogados con el presidente del Tribunal, fue el soberano palo que le metió al preguntador Benítez de Lugo:

Benítez de Lugo: Si usted manifiesta que no recibía ninguno de esos cargos del PP ninguna cantidad en B por parte del tesorero, ¿tampoco recibía ningún sobre con esa cantidad, evidentemente?

Rajoy: No parece un razonamiento muy brillante.

Esta es la cara que se le quedó al abogado.

Y es que especialmente la primera parte de la comparecencia como testigo del Presidente del Gobierno en la Audiencia Nacional se convirtió en un interesante circo protagonizado por las peleas entre el presidente del Tribunal, Ángel Hurtado, el abogado defensor de Luis Bárcenas (Ruiz de Infante) y el abogado de la acusación popular (Benítez de Lugo):

En cuanto al resto de la intervención, que se ha dilatado durante más de dos horas, las mejores declaraciones de Mariano Rajoy fueron:

- Lo siento mucho pero las cosas son como son y a veces no son como a uno le gustaría que fueran.

- Correa era un proveedor del partido. Los proveedores reciben dinero a cambio de servicios. Es de sentido común.

- Si lo recuerdo perfectamente es que sucedió así.

- Se lo voy a explicar y estoy seguro de que lo va a entender.