Política

Es un capítulo más del ambiente fascista que se respira en Cataluña. "Tú te vas con tus amigos los fachas, igual que tú". Así se dirigió su jefe a José, cocinero hasta hace unos días del Hotel Las Palmeras de Calella, de donde ha sido despedido por tener "buen trato" con los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil que fueron desahuciados hace una semana del complejo hotelero. "Tenía un jefe que es contrario a mis ideas", relata el hombre en declaraciones que recoge El Español.--Caza de brujas contra los policías y guardias civiles en Barcelona: "Nos han dicho en el hotel que nos marchemos"--

José ha sido despedido de un hotel de Calella por "tratar bien" a la Policía. Vive en Calella desde hace años. Aparte de su trabajo, necesita gran parte de su tiempo para cuidar de su hijo, que sufre una discapacidad del 65 %. Su caso ha sido difundido en diferentes foros por agrupaciones policiales y de Guardias Civiles de toda España con el fin de que José pueda encontrar otro trabajo que le permita volver a recibir un salario.

El secretario general de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) en Cataluña, Alfonso Merino, ha denunciado "insultos" a las familias de agentes de la Benemérita y ha afirmado que hay gente que "está sacando fotografías" por la calle de guardias civiles para que sean identificados y reconocidos.

"No doy crédito a lo que está sucediendo en Cataluña", ha sentenciado en declaraciones a Cadena Ser, para después asegurar que "antes no había la crispación que hay ahora". Según ha explicado, poco antes del referéndum ilegal del 1 de octubre comenzó el "señalamiento" en los colegios, donde se preguntaba a los niños si iba a asistir o no a votar. Es más, el secretario general de la asociación ha asegurado que hay mucha gente "planteándose hasta sacar a sus hijos de Cataluña".