Política
Meritxell Borrás RS

Hasta el lunes 4 de diciembre de 207, no se conocerá la decisión del juez Pablo Llarena, pero a lo largo del viernes lo que sí trascendió fueron las declaraciones del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y el resto de los exconsejeros que están en prisión para pedir su excarcelación.

Mientras los investigados abogaron reiteradamente por el consenso de ahora en adelante, para la Fiscalía y la acusación popular que ejerce el partido Vox, los argumentos aportados por los imputados no evitan que siga existiendo riesgo de fuga y de reiteración delictiva, por lo que solicitaron, ante la gravedad de los hechos investigados, el mantenimiento de la prisión provisional para todos, según recoge ESdiario.

El Ministerio Público considera que ha quedado acreditado que existe una hoja de ruta y que no se trata de hechos aislados, sino que han integrado una organización y que continúan teniendo mucho poder e influencia. Además, el abogado de Vox, Javier Ortega, cree que también continúa habiendo riesgo de destrucción o alteración de pruebas.

Entre los exconsejeros encarcelados empiezan además a adivinarse algunas grietas y mientras Junqueras y Raül Romeva (ERC) se negaron a contestar a los fiscales y los representantes de Vox , sí contestaron a la Fiscalía los también republicanos Carles Mundó y Dolors Bassa, así como Joaquim Forn (PDeCAT).

No menos significativa fue la declaración de la exconsejera Meritxell Borrás. Mientras la mayoría de exconsejeros no pasaron de 10 minutos y Junqueras, Rull y Turull lo hicieron por espacio de no más de 20, Borrás estuvo ante el juez algo más de una hora. Es la única de los encarcelados que no va en las listas electorales del 21-D.

De hecho, las fuentes consultadas indicaron que Borrás reconoció ante el juez, entre otras cosas, que durante todo el proceso independentista se han cometido errores e ilegalidades y ha confirmado que ya no quiere seguir en política. También reconoció ante el juez Llarena, que las vías unilaterales no son positivas y descartó continuar la senda marcada por los exmiembros del gobierno catalán en el denominado 'procés'.

Borrás se desmarcó así de Junqueras y del resto de exconsellers que precisaron que acatan la aplicación del artículo 155 de la Constitución aunque no estén a favor del mismo y también respondió a las preguntas de su letrado, de la Fiscalía y de Vox.

Explicó que quería volver a ejercer como farmacéutica y que había hecho autocrítica por los hechos acontecidos. A preguntas de la acusación también explicó que ha habido ciertos debates relacionados con el proceso de desconexión en los que se ha tenido cierta "manga ancha" sin aclarar si con esa expresión se refería a actuar al margen de la ley.

Fuente: ESdiario/Leer más

VÍDEO DESTACADO: El pobre Junqueras...