Política
Artur Mas. CT

El Tribunal de Cuentas ha ordenado este 12 de diciembre de 2017 el embargo de la vivienda que el expresidente de la Generalitat tiene en la calle Tuset de Barcelona tras no haber reunido el total de la fianza impuesta como responsable del 9N.

También se procederá a embargar propiedades de la exvicepresidenta Joana Ortega y a los exconsellers Irene Rigau y Francesc Homs.

La fianza solidaria ascendía a 5,25 millones de euros, cifra de la que se han quedado a 2,4 millones.

En concreto, los bienes inmuebles que serán embargados son, además de la de Artur Mas, dos fincas de Ortega ( Barcelona) y de Rigau en (Girona), la mitad de un inmueble de Homs en Barcelona y una propiedad del ex alto cargo Jordi Vilajoana.

De esos 5,2 millones totales de la fianza, 4.831.599,03 euros corresponden a los gastos derivados de la organización de 9N y 420.349,14 a intereses.

El tribunal concretó en el acta de liquidación la parte de responsabilidad de todos los implicados en el juicio por la celebración de la consulta de 2014.

A pesar de haber hecho varios pagos, e incluso de haber pedido a quienes votaron colaboración para pagar la deuda, Mas no ha podido reunir el dinero.

Aunque Mas es el máximo responsable para el tribunal, el desglose de la responsabilidad individual de cada uno establecía, por ejemplo, la cantidad de 3.044.399,09 euros para Rigau por la adquisición de ordenadores portátiles, 2.127.580,09 euros para Homs y 839.439,75 euros para Joana Ortega.