Política
Anna Gabriel EFE

Quizá se creía la exportavoz y exdiputada de la CUP, Anna Gabriel, que sus tropelías iban a quedar relegadas al olvido con su paso a un segundo plano político. Pero no. Sus presuntas responsabilidades penales sobre el referéndum ilegal del 1-0 y la declaración unilateral de independencia (DUI), sin duda le van a pasar factura. (El nuevo sueldazo público que cobrará la vivales de Anna Gabriel sin pagar 'impuestos').

La Guardia Civil haya dado un paso de gigante en sus investigaciones hasta situarla en el objetivo prioritario del juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena. Una investigación que ha arruinado a Gabriel la fiesta electoral de su formación este jueves 21 de diciembre de 2017. (La guarrada laboral del amigo y sucesor de Anna Gabriel que trae de cabeza a muchos).

Todos los actores del procés han actuado bajo una "simbiosis absoluta" y unidad de acción plena de acuerdo con un informe de la Guardia Civil incorporado a la causa por rebelión que instruye el juez Llarena, que reitera que dentro del Comité Estratégico diseñado para la desconexión jugaron un papel especial, entre otros políticos, Anna Gabriel, los expresidentes Artur Mas y Carles Puigdemont y la número dos de ERC, Marta Rovira.

El informe, al que ha tenido acceso Europa Press, matiza que los integrantes de este comité al que se hace referencia en el documento Enfocats fueron "copartícipes" del diseño de la estrategia de independencia ya que dirigieron y controlaron la implementación de sus planes para la creación de un Estado soberano y por tanto movilizaron los recursos humanos y materiales necesarios para ello.

En este primer grupo se encuentra igualmente el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, el que fuera líder de ANC, Jordi Sánchez, el jurista Carles Viver Pi y Sunyer y la coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal.

En segundo nivel sitúa a los exconsejeros de Puigdemont y "muy posiblemente" a los responsables político y policial de los Mossos d'Esquadra, César Puig y Josep Lluís Trapero, respectivamente.

La Guardia Civil también desgrana el papel que jugó el exgobierno catalán en las distintas Diadas celebradas en Cataluña desde el año 2015 y cómo las utilizaron a través de las entidades soberanistas ANC y Ómnium para "alentar a las masas contra lo que entendían que era la figura de opresión de la Justicia española".