Política
Carles Puigdemont, en Bruselas. EF
El reglamento del Parlament de Cataluña no permite una investidura a distancia

Jaume Alonso-Cuevillas, abogado de Puigdemont, deja caer por si cuela que el expresidente catalán está dispuesto a volver a España: "Pero debe valorar si puede hacer más trabajo dentro o fuera".

"Es una decisión política que deberá tomar en los próximos días".

La decisión de marcharse a Bruselas fue "política y con el tiempo se ha visto acertada" porque ha supuesto la "internacionalización del conflicto catalán".

El letrado ha contrapuesto la decisión del Tribunal Supremo de dejar para el 4 de enero el recurso del expresidente Oriol Junqueras contra su prisión preventiva y la rapidez que, en su opinión, sí ha habido para ampliar los investigados por rebelión.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, ha contrapuesto estos plazos con el hecho de que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena haya acordado, antes de las Navidades, ampliar la investigación por un posible delito de rebelión en el procés independentista al expresidente de la Generalitat Artur Mas, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y la portavoz parlamentaria de la CUP Anna Gabriel, entre otros, según recoge ESdiario.

"Estoy sorprendido por tanta rapidez, visto que no quisieron dar rapidez a tomar declaración a Junqueras. Pensaba que las nuevas imputaciones vendrían después de fiestas, pero no ha sido así".

Cuevillas deja caer que no cree que se esté investigando una causa, "sino que se construye", además de subrayar que se acusa a los investigados de "rebelión, que es el delito más grave del Código Penal", el cual debe ser un "levantamiento público y violento" cosa, que, según su criterio, no ha ocurrido en Cataluña.

"Existe malicia en el relato según el cual, como la independencia era imposible y los imputados lo sabían, la única manera de conseguir sus objetivos era la violencia y, por tanto, había un germen de violencia".

EL PERFIL DEL ABOGADO

Jaume Alonso-Cuevillas Sayrol fue decano del Colegio de Abogados de Barcelona.

Tiene un hermano, José Félix, abogado en Crowe-Horwath y otro, Víctor, notario en Palma de Mallorca y corredor de larga distancia.

Cuevillas es experto en procesal civil, de penal va más flojo. El 11 de febrero pasado vaticinaba que Artur Mas no sería condenado por desobediencia a raíz del 9N, y consideraba que el jucio era "innecesario y perjudicial".

Es nacionalista sobrevenido y durante su carrera ha estado imputado personalmente en varios procesos judiciales:

  • 1-fue imputado por un juez porque un miembro de su propia Junta del Colegio le acusó de estafa, apropiación indebida y tráfico de influencias: "el cobro irregular de unas dietas como decano del Colegio de Abogados, el pago de una encuesta electoral de su candidatura con cargo a los fondos del colegio, el encargo de una memoria a una empresa de un abogado amigo y su intermediación para lograr que un socio suyo actuase de mediador en un arbitraje". Fue archivada.
  • 2-fue juzgado por la Audiencia de Barcelona acusado por el fiscal de apropiación indebida y deslealtad profesional. Cuevillas debía ir tieso y se quedó con el dinero de un cliente durante más tiempo del debido. "La fiscalía solicitó para él un año de prisión y otros dos de inhabilitación, además de una multa de 18.000 euros, por haberse quedado durante seis meses con 4.853.450 pesetas (29.169 euros) que correspondían a la indemnización de un cliente". Fue absuelto pero la Audiencia le afeó su conducta.
  • 3-intentó cobrar una cuantiosa minuta a un cliente (48.711€) y la Audiencia de Barcelona le negó el cobro por "inverosímil" e "incoherente".

VÍDEO DESTACADO: Puigdemont: 'España tiene un pollo de cojones'