Política
Calatayud EFE

Los jóvenes, que reconocieron haber cometido un delito de robo con fuerza ya que rompieron una valla para hacerse con los animales, despertaron cierta intriga en el juez. «¿Por qué os llevasteis el jilguero?», les preguntó Calatayud. «Porque nos dio pena verlo preso», respondió uno de los acusados con orgullo. «¿Sois animalistas?», prosiguió el juez. Ante esta pregunta, los chicos dudaron durante unos segundos para responder que no, aunque la expresión de sus rostros decía que desconocían el significado de la palabra «animalista».

De modo que, tras este pequeño interrogatorio con el que el juez se percató de su bajo nivel educativo, les hizo leer el artículo 155 del Código Civil: «Los hijos deben obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad, y respetarles siempre. Los hijos deben contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella», según recoge ABC.

Ninguno de los dos superó la prueba. Ambos, se trabaron repetidas veces y no comprendían lo que estaban leyendo, como consecuencia Calatayud les ha condenado a leer y a escribir.

Fuente: ABC/Leer más

VÍDEO DESTACADO: Juez Emilio Calatayud: "Tener hoy día un hijo en España es un no vivir"