Política
Junqueras, esto es la cárcel, no un spa. PD

La cosa tiene su coña y da un fiel reflejo de lo que son algunos personajes en esta bendita tierra llamada España, gente acostumbrada a ir por la vida en palmitas y creer que el resto del personal está a su servicio.

Lo cuenta este 21 de enero de 2018 el diario ABC y es para echarse por los suelos de la risa. Pónganse en situación, primer amanecer que todo un exvicepresidente catalán pasa entre rejas, se levanta, se asea y se dirige a tomar el desayuno junto al resto de los presos de la prisión de Estremera.

Hasta ahí todo bien. El problema viene cuando uno de los funcionarios encargados de la vigilancia de su módulo le recrimina a Oriol Junqueras que no hubiese hecho la cama de su celda.

El político de ERC, con voz de asombro, le espeta al vigilante:

¿Que me tengo que hacer la cama?

Y el funcionario, interpérrito, le suelta en toda su cara:

Sí, señor Junqueras, esto no es un hotel.