Política

Amparándose en que todos los periodistas no pueden estar pendientes de las cosas que dicen unos en un sitio y en otro, el condenado por terrorismo, Gonzalo Boyé, abogado de Toni Comín, ha protagonizado uno de los momentos más ridículos de la historia de las tertulias en televisión.

A la hora de que ‘El Programa de Ana Rosa' en Telecinco difundiera las SMS de Carles Puigdemont a Toni Comín en los que se daba por acabado, el mismo 31 de enero, el ex editor de la revista ‘Mongolia' se apresuraba en comparecer ante Susanna Griso en ‘Espejo Público' de Antena 3 TV para soltar la delirante teoría de que en realidad ese ‘Carles' que mandaba mensajes a Comín, no era Carles Puigdemont, sino que en realidad era otro Carles amigo de Toni Comín que no tenía nada que ver.

"No son mensajes con el presidente Puigdemont, son mensajes con un amigo de mi defendido [Toni Comín], que también se llama Carles. Acabo de contactar con mi defendido y ese punto debe quedar claro".

Claaaaro, Boye. Y por eso en los mensajes ‘ese amigo Carles' que no tiene nada que ver con Puigdemont decía que Joan Tardá quería sacrificarlo.

En todo caso para rabia de Boye a los pocos minutos el propio Carles Puigdemont confirmaba en twitter que los mensajes eran suyos y el mismo Toni Comín hacía algo similar en su cuenta criticando la invasión de su intimidad, pero reconociendo, por tanto que sí era Carlos Puigdemont. Ergo, Puigdemont y Comín reconocían que Gonzalo Boye había mentido como un bellaco.

Aproximadamente tres horas después Gonzalo Boye aparecía en una nueva televisión, en ‘Las Mañanas de Cuatro', ante Javier Ruiz, para dar una nueva versión diferente del tema.

"Son mensajes de Carles Puigdemont descontextualizados. Mensajes de una conversación privada, que se han obtenido de forma ilegal, sin duda".

En esa intervención Cuatro ya desapareció cualquier referencia a ese supuesto ‘amigo' que se llamaba Carles. Visto el talento para mentir de Gonzalo Boye sin pestañear, uno espera que las agencias de actores se interesen por él ante tan acreditado talento.