Política
Puigdemont en Bruselas tw

Otro ridículo que se echa a la chepa, tras anunciar el jueves 1 de marzo de 2018 que un grupo de abogados internacionales habían formulado en su nombre una denuncia contra "el Reino de España, y nada más y nada menos que ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU. Y es que la misma, es una simple maniobra propagandística. Ta cual.

Así lo concluye la asociación de juristas catalanes Llibertats, que tras analizar la denuncia presentada por el abogado británico Ben Emmerson concluye que "adolece de graves defectos de carácter insubsanable, por lo que con toda probabilidad será inadmitida a trámite".

Llibertats recuerda, según recoge 'El Independiente', que el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, ante el que ha recurrido el ex presidente catalán por considerar vulnerados sus derechos políticos, "solo podrá admitir a trámite aquellas denuncias que hayan agotado todos los recursos de la jurisdicción interna" y señala que Puigdemont no ha interpuesto ninguna demanda ante la jurisdicción española; "es más, ni siquiera ha recurrido ante la jurisdicción su cese" señala la entidad.

Así pone en su sitio Fernando Ónega a los "imbéciles" de Colau, Torrent y Puigdemont

El ex presidente se refiere a tres supuestas vulneraciones a sus derechos individuales: el derecho a participar en la vida política, el derecho a la libertad de asociación y reunión, y el derecho a la libertad de opinión y expresión. Y en su denuncia asegura que ha utilizado todos los medios jurisdiccionales ante la justicia española "curiosamente sin mencionar ninguno, y que han resultado rechazados por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo, lo que resulta incierto ya que Puigdemont no ha interpuesto demanda o recurso alguno con relación a los derechos individuales supuestamente vulnerados".

"En la denuncia, Puigdemont ni siquiera menciona qué recursos se han dilatado injustificadamente alegando únicamente que no está obligado a esperar más tiempo una resolución del Tribunal Constitucional". Postura que además "contradice" el punto anterior de la demanda, en el que asegura haber agotado las vías de recurso internas.

La bestial sacudida de Ciudadanos a la esposa de Puigdemont por enchufada