Política
Iñaki Urdangarín en Palma de Mallorca. EP
El criterio habitual es el de no suspender la ejecución de las condenas que sean de más de cinco años

Iñaki Urdangarin, a quien el Tribunal Supremo ha condenado a cinco años y diez meses de cárcel por el Caso Nóos, lo que conllevará su ingreso en prisión con toda probabilidad, podrá ingresar en la prisión que elija si se presenta voluntariamente con el mandamiento judicial que lo ordena ().De Marlaska depende ahora que Urdangarin pueda disfrutar de permisos a los dos meses de ingresar en prisión

Solo un recurso al Constitucional podría demorar ese ingreso en prisión, pero el criterio habitual de ese tribunal es el de no suspender la ejecución de las condenas que sean de más de cinco años.

Tal y como establece la normativa penitenciaria, Urdangarin, como cualquier otra persona que haya sido condenada y se encuentre en ese momento en libertad, podrá acudir con el mandamiento a cualquier instalación penitenciaria de España, donde tendrá que ser acogido obligatoriamente.

Tras la notificación este martes 12 de junio de 2018 de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso Nóos, en la que se condena a cinco años y 10 meses de prisión a Iñaki Urdangarin, la pelota pasa al tejado de la sección primera de la Audiencia Provincial de Palma, que fue la encargada de enjuiciar el asunto y tiene que poner en marcha la maquinaria para ordenar la ejecución de la sentencia.

Por lo pronto y apenas unas horas después de conocerse la sentencia, la Sección Primera de la Audiencia Provincial ha citado a Iñaki Urdangarin, Diego Torres y Jaume Matas para que comparezcan el miércoles ante el tribunal entre las nueve de la mañana y las dos de la tarde para entregarles el mandamiento de prisión.

La entrega es personal y los tres condenados tienen que desplazarse a la sede de la Audiencia Provincial en Palma para recoger el mandamiento.

Urdangarin viaja desde Suiza, país en el que reside, para recoger el mandamiento.