Política
La Reina Sofía TV

La reina Sofía volvió a recibir otro jarro de agua fría cuando su marido se negó a acompañarla a la tradicional misa de Pascua celebrada en Palma de Mallorca. Como de costumbre, don Juan Carlos prefirió estar a su libre albedrío en vez de al lado de su familia. No olvidemos que la Institución monárquica está muy tocada desde que se hiciera público una parte del currículum extramatrimonial del soberano.

A pesar de que ha hablado con su padre sobre el tsunami mediático, don Felipe no ha conseguido que éste atienda a razones y se deje ver en algunos actos puntuales. El rey quiere transmitir la imagen de una monarquía fuerte, y dado que no es amigo de hablar con los medios, se propaga vía gestos, de ahí la importancia que este punto tiene para él.

La historia se repite, y al igual que las hermanas de don Juan Carlos, doña Pilar y doña Margarita, tuvieron escaso o nulo papel cuando éste subió al trono, lo mismo ocurre con Cristina y Elena. De la primera, don Felipe no quiere ni oír hablar. Es implacable con cualquier acto que tenga tufo a corrupción. Sin duda, el caso Noos ha hecho mucho daño en la casa real y el monarca ha decidido que su hermana, Iñaki Urdangarín y sus hijos no tienen cabida ni en actos públicos ni privados.

La infanta Elena es una especie de verso suelto con mucho carácter. Por más que diga su hermano, ella jamás condenará al ostracismo a Cristina. Para Elena, los lazos de sangre son irrompibles, de ahí que no comprenda el punto sin retorno en el que se han colocado don Felipe y doña Letizia. Entiende que se la aparte de la escena pública, pero no de la privada. Se apoya en que casos como este han ocurrido en otras casas reales y que los afectados, aunque han sido apartados de la agenda oficial, han seguido formando parte de la familia y asistiendo a comidas, cenas, fiestas, vacaciones...

Y si molesta está doña Elena con don Felipe, más lo está doña Cristina, que esta Semana Santa ha disfrutado de unos días de descanso en la finca que los Borbón-Dos Sicilias tienen en una localidad de Ciudad Real. Tanto ella como su marido se han dejado ver acudiendo a diferentes lugares de Retuerta del Bullaque y no han dudado en hacerse fotografías con quienes lo han solicitado. Algo que bien podría interpretarse como un claro mensaje a su hermano de que no tiene intención de esconderse más.