Política
Mariano Rajoy, líder del PP. EP

Le ha dado el presidente del Gobierno al portavoz de Podemos hasta en el velo del paladar. Y sin levantar la voz o esforzarse.

Mariano Rajoy, que no tomará parte del debate de la moción de censura planteada el 13 de junio contra él por Podemos en el Congreso, ha dejado un adelanto este 23 de mayo de 2017 en el Senado de lo que va aa administrar a la oposición podemita lo que resta de legislatura.

 Ramón Espinar, que ha tomado la palabra muy crecido y hablando impostado, como si fuera el listo de la clase, ha justificado la moción por los casos de corrupción que salpican al PP.

Ha acusado elEl senador de la formación morada al PP de hacer «trampas» con su financiación en las elecciones y le ha exigido al presidente que dimita.

«Váyase a su casa, señor Rajoy».

En su turno de réplica, con su coña habitual y para deleite de la bancada del PP, el presidente del Gobierno ha recriminado a Espinar que ponga «en tela de juicio el resultado de las últimas elecciones democráticas en España» y ha recomendado al grupo de Podemos «tranquilidad».

«No se enfaden, porque eso no conduce absolutamente a nada».

«Serénese para que no tegan que recomendarle que, en lugar de coca-cola, tome tila».

Rajoy aludía con sarcasmo a la fotografía realizada en el restaurante del Senado en la que Espinar portaba dos botellas de esta bebida, pese a que Podemos ha llamado al boicot por la situación laboral de sus trabajadores en Madrid.