Política
Irene Montero y Eduardo Inda.

Podemos ha aparcado el Tramabús en la puerta del Congreso. Irene Montero ha aprovechado en la última parte de su intervención en el Parlamento para dejar a su partido como la víctima de un Estado policial donde unas cloacas con uniforme inventan dossieres para perjudicar a Podemos.

Y el responsable periodistico no es otro que uno de los 'capos de la trama': Eduardo Inda. Según Montero, es el dueño de un tabloide sensacionalista cuyo único objetivo es fabricar noticias falsas sobre el secretario de organización de su partido.

'Yoko Ono' se ha escudado en las informaciones del Informe PISA  y en la noticia de Okdiario "El gobierno de Maduro pagó 272.000 dólares a Pablo Iglesias en el paraíso fiscal de Granadinas en 2014".

Montero se ha centrado en la figura del ex jefe de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía, Eugenio Pino, que admitió que agentes a su cargo investigaron si Venezuela pagó en 2014 a Pablo Iglesias 272.000 dólares en una cuenta abierta en el Europacific Bank de las islas Granadinas, consideradas por la OCDE un territorio off shore.

DESMONTANDO LAS MENTIRAS DE MONTERO

Querida Irene: te recordamos que los periodistas de Okdiario, a los que tu formación demandó, no sólo disponían de documentos que acreditaban la información sino que además la contrastaron con fuentes policiales y con un testigo, exiliado de la dictadura venezolana, que disponía de esos documentos y garantizó ante notario su veracidad.

Recordará un "memorándum" en el que Rodolfo Clemente Marco, ministro de Poder Popular de Economía de Venezuela en 2014, ordenaba a Carlos Erick Malpica, tesorero nacional, efectuar un pago de 272.000 euros.

"De otro, una "orden de pago" por el mismo importe en la que constaba como beneficiario Pablo Iglesias y como cuenta de destino una abierta en Europacific Bank. En la "orden de pago" figuraba la firma de los dos cargos venezolanos citados y, además, la de Ramón Campos como director de la Administración bolivariana", contó El Español.

Y que la propia fiscal Carmen Palomar, durante la vista, enfatizó que el derecho fundamental a la información "no protege sólo la libertad de los periodistas para informar sino que es la garantía institucional del derecho a conocer de los ciudadanos. Estamos todos detrás".

Para la fiscal, los informadores "cumplieron sobradamente la diligencia exigible" al asegurarse de que su información "proveía de fuentes serias y solventes", dijo en referencia a las fuentes policiales que los demandados citaron como origen de la información.

La demanda quedó archivada, algo que se olvidó mencionar en tu comparencia en la moción de censura. Como dirías tú, ¡qué vergüenza!"...

La sentencia de la juez señala que "en el momento de publicarse la noticia su contenido y contraste con las fuentes eran suficientes.... y, aunque la investigación policial no finalizara no significa que los hechos no tuvieran veracidad necesaria para justificar la publicación, una vez contrastados no con una sino con varias fuentes".

La sentencia también destaca la jurisprudencia del Tribunal Supremo que da por sentado que "la veracidad no equivale a "una exactitud total", sino que se corresponde con el deber del informador de "contrastar previamente la noticia mediante fuentes objetivas, fiables, identificables y susceptibles de contraste, que aporten datos conducentes a que el periodista alcance conclusiones semejantes a las que podría alcanzar cualquier lector o espectador medio a partir de los mismos datos".

Y de paso si quieres tenemos documentos que demuestran que miembros de tu partido recibieron dinero de Venezuela.