Política

Este 26 de junio de 2017 tuvo lugar la comparecencia de Luis Bárcenas en la comisión de investigación pertinente en el Congreso de los Diputados, y allí escuchó -porque apenas respondió- las preguntas de los portavoces de PSOE, Podemos y Ciudadanos entre otros -el PP no quiso-. Pero una de las mayores sorpresas de la mañana fue que en el caso de los podemitas, había cambiado misteriosamente la portavoz: Irene Montero hizo las preguntas en lugar de la habitual portavoz de la comisión, Carolina Bescansa.

La comparecencia del extesorero del PP era una pastel demasiado apetitoso como para dejarlo pasar por la omnipresente Irene Montero, de modo que fue mejor darle un 'codazo' a su compañera Bescansa y llevarse ella todos los minutos de telediario y televisión en directo. La ‘apestada' Bescansa quedó para sentarse al lado de Montero y comentar por Twitter.

Bárcenas no responde a ninguna pregunta basada en las declaraciones del propio Barcenas en 2013 y 2015. Habrá que preguntarle a Maíllo? pic.twitter.com/2PMPJWcQEl

— Carolina Bescansa (@CBescansa) 26 de junio de 2017

Cuando quitaron a Íñigo Errejón de un plumazo de la portavocía del Congreso, habría colado que en podemos dijeran que preferían a algún pablista de los vencedores en la Asamblea de Vistalegre, y también que hubieran dicho que ponían a Irene Montero por ser la persona de máxima confianza del líder Iglesias. Pero no, el discurso oficial fue que querían feminizar las portavocías.

Y lo mismo ocurrió cuando quitaron al propio Errejón de la tertulia de Hora 25 en la Cadena SER, querían feminizar las portavocías, y entonces la que acudió en su lugar fue Irene Montero. Pero no la dejaron entrar.

La normalidad la aportaron Ciudadanos y PSOE, por parte de quienes ejecutaron las preguntas en la comisión los habituales responsables, Toni Cantó e Isabel Rodríguez.