Política
Marta Gayá y el Rey Juan Carlos

Le han vuelto a pillar con las manos en el pan o, mejor dicho, con Marta Gayá. El monarca emérito, Juan Carlos I ha preferido escapar de Palma de Mallorca e irse hasta la verde Irlanda.

Según cuenta Look, el rey ha escogido Clonmellon, un pueblecito irlandés situado a unos 80 kilómetros de Dublín. Su estancia en esta localidad hubiera preferido que no hubiese trascendido a la opinión pública, pero no ha podido ser.

No solo se ha desvelado dónde estaba el emérito mientras el resto de su familia estaba en Marivent, sino que se le ha fotografiado en compañía de esa mujer con la que "nunca ha sido tan feliz". Sí, con Marta Gayá.

La mallorquina fue invitada por el rey Juan Carlos a la reapertura de una iglesia, convertida en galería de arte, en Irlanda. Pese a que ambos intentaron la discreción, al final una cámara les pilló de lleno.