Política
Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Dicen los clásicos que la encuesta sule ser siempre para quien la paga y está la ha financiado el izquierdista 'Público', por lo que hay que cogerla con pinzas, pero no tenemos a mano otra cosa.

Según el sondeo que elabora el gabinete JM&A para el diario Públicol, el PP conseguiría  tan sólo 114 diputados en el Congreso -frente a los 137 actuales- si ahora mismo se celebrasen unas nuevas elecciones generales.

Aunque seguirían siendo la primera fuerza política en España, los de Mariano Rajoy se dejarían por el camino casi millón y medio de electores, pasando de un 33% del voto a un 28,1%.

Segundo en dicha proyección sería el PSOE, con un 23,4% del voto y 89 diputados. Los de Pedro Sánchez mejoran levemente respecto al 26J -obtuvieron 85 escaños- y se acercan a una cifra de escaños similar a la obtenido el 20D, poniendo, además, más tierra de por medio con su rival directo, Unidos Podemos.

Precisamente los de Pablo Iglesias son los más perjudicados en la proyección. Siguiendo la tendencia evidenciada por el CIS y otros sondeos, los 'morados' siguen cayendo y se situarían ya -sumando a las confluencias- en 64 diputados frente a los 71 actuales. Una pérdida de siete escaños provocada por la caída en intención de voto de un 21,1% a un 20%.

De los cuatro principales partidos españoles, el más beneficiado es Ciudadanos. Los de Albert Rivera pasarían del 13,1% del voto obtenido en junio del año pasado a un 17,4%, ganando casi 900.000 votos. Esto les dejaría con un récord de 56 diputados frente a los 32 actuales y los 40 obtenidos el 20D.

Con estas cifras en el tablero, el PP volvería a necesitar de Ciudadanos y PNV para alcanzar la mayoría absoluta que dan los 176 escaños. En frente, la suma de 153 diputados que obtendrían PSOE y Unidos Podemos se antoja insuficiente para consolidar una alternativa al PP, si bien los de Sánchez siguen recortando a Rajoy.

Como apuntes de este estudio, hay que destacar el trasvase de voto entre formaciones y el reparto del mismo. Por ejemplo, gran parte de la pérdida del PP se va a la abstención y no a Ciudadanos. Por su parte, los de Rivera crecen en toda España, combatiendo el escaño de PP y PSOE en varias provincias, pero cae en Cataluña, de donde es originaria la formación.

A su vez, de los siete escaños que perdería Podemos, dos van a ERC, uno al PNV, dos al PSOE en Andalucía y dos a Ciudadanos, uno en Castilla-La Mancha y otro en La Rioja.

Respecto al resto de fuerzas del arco parlamentario, destaca la subida de ERC, favorecida por el clima de crispación que se vive en Cataluña en torno al referéndum del 1 de octubre.

La de Oriol Junqueras se consolidaría como la primera fuerza catalana en el Congreso con 11 diputados frente a los 9 actuales y distanciándose de los siete que obtendría el PDeCAT, que no llega a desplomarse debido a que Carles Puigdemont ha capitalizado la gestión de los ataques terroristas en Cataluña por delante de ERC.

En cualquier caso, todas estas previsiones quedan al albur de lo que suceda en Cataluña este mes de septiembre y especialmente tras el referéndum. Serán los "sucesos de octubre", como los llama el citado estudio, los que puedan volver a mover el equilibrio de fuerzas políticas en España.

MARIANO RAJOY Y EL ORGULLO GAY