Política
La Infanta Cristina, el Rey Juan Carlos e Iñaki Urdangarín. EP

Este miércoles 4 de octubre de 2017 celebran en Ginebra un aniversario muy especial: Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin celebran el 20 aniversario de su boda

Pero las cosas no eran entonces tan bonitas. Según da cuenta 'LOC', lo que pensaba realmente del enlace, el padre, entonces Rey, era para echarse a temblar.

Así, explica, a Don Juan Carlos, no le hizo ni pizca de gracia que su hija se casara con un jugador de balonmano, del que además tenía preocupantes informaciones sobre su ambición y supuestos líos de faldas.

Según se hace eco 'EsDiario', intentó incluso impedir el compromiso, orquestando una campaña mediática con periodistas de su confianza, que frustró su hermana Pilar, al caer en la trampa de un periodista que le mintió asegurando que se había anunciado el compromiso. "Ah, ya lo han anunciado, pues sí, estamos encantados, es un chico estupendo". El tiempo parece haber dado la razón a Don Juan Carlos, quien actualmente mantiene una relación fría con su hija y nula con su yerno.

El artículo además revela que este mes de septiembre, Cristina de Borbón ha viajado dos días a Barcelona en secreto, como siempre ha hecho, e incluso cuando acudió a una reunión de trabajo en La Caixa entró por el parking para evitar curiosos. También se entrevistó con sus abogados del bufete Molins, acudió a su peluquería, Llongueras, a alisarse el pelo y visitó a su cuñada, Ana Urdangarin, uno de sus grandes apoyos, que vive en el barrio del Puxet.

Con ella pasa largas temporadas la madre de Iñaki, Claire Liebaert, desde que se quedó viuda, así que la Infanta también pudo ver a su suegra, con la que estuvo el verano en Bidart.