Política
Carles Puigdemont y su tupé 'fregona'. CT

Es la 'yenka' del independentismo, que se debate en un mar de dudas y cada día adopta decisiones más etrafalarias.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no acudirá al Senado para defender sus alegaciones contra la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, según ha comunicado a los grupos la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

Diversas fuentes soberanistas habían apuntado previamente que la decisión de Puigdemont de acudir este jueves por la tarde al Senado ya estaba tomada, pero finalmente este jueves a las 16.00 horas comenzará el pleno monográfico del Parlament para responder a la aplicación del 155.

De hecho, el martes por la tarde Forcadell convocó este pleno específico del Parlament para el jueves a las 10.00 horas, lo que permitía a Puigdemont comparecer a las 17.00 horas ante la comisión de 27 senadores encargada de tramitar las medidas del artículo 155.

Pero con este cambio de última hora anunciado por Forcadell el pleno del Parlament empezaría a las 16.00 horas, una modificación que no ha gustado a Ciudadanos, que ha pedido una reunión de la Junta de Portavoces para reclamar que el inicio de la sesión plenaria se mantenga para mañana por la mañana.

Según fuentes parlamentarias, el pleno empezará con la intervención de un representante de Junts pel Sí (JxSí) y otro de la CUP, que por espacio de 15 minutos cada uno explicarán los motivos de su petición del pleno específico. A continuación podrá intervenir Puigdemont sin limitación de tiempo y después será el turno de los portavoces de cada grupo, que tendrán media hora cada uno.

Fuentes soberanistas han asegurado que las propuestas de resolución derivadas del pleno se votarían ya el viernes.

Movilización de ANC

Estos cambios repentinos en las previsiones para los próximos días también han alterado los planes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), que a lo largo de la mañana de este miércoles ha modificado su movilización, inicialmente convocada para el jueves por la tarde.

Posteriormente, la entidad soberanista ha convocado para el viernes a las 12.00 una concentración "para defender la república" catalana, delante del Parlament, ante la posibilidad de que el pleno de la cámara catalana acabe aprobando una declaración unilateral de independencia (DUI).

"El día será trascendental. Esperamos mucha, mucha gente por la llegada de la República", dice el mensaje de la ANC, que alude a la posibilidad de que Junts pel Sí y la CUP aprueben una resolución en la que se declare formalmente la independencia.

El lugar de la movilización podría verse alterado si se produjese una situación similar a la del pasado 10 de octubre, cuando inicialmente las entidades soberanistas convocaron frente a la cámara catalana para seguir la comparecencia del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pero después trasladaron la convocatoria al Passeig Lluís Companys al cerrar los Mossos d'Esquadra el Parque de la Ciutadella por razones de seguridad.

Hacia la República

El consejero catalán de Salud, Toni Comín, ha informado este miércoles que el Govern cerró durante la madrugada un pacto para declarar la independencia y la República. Comín ha expresado su "satisfacción" por el pacto entre PDeCAT y ERC.

A dos días de que el Senado apruebe las medidas del 155 y los grupos independentistas apuran reuniones en las que han valorado las distintas estrategias. Sobre la mesa se planteó la declaración de la República catalana frente a la de convocar elecciones autonómicas.

De hecho, según Nacional.cat, se habría llegado a un acuerdo para declarar la independencia, aunque su fragilidad haría que en las próximas horas pueda haber cambios. RAC1 ha informado de que hay un "acuerdo frágil" para que se declare la independencia y se convoquen elecciones constituyentes.

Las discrepancias en las reuniones podrían acabar con una crisis dentro del Ejecutivo: Santi Vila, conseller de Empresa i Coneixement, ya informó a Carles Puigdemont de quedejaría su puesto en ese caso.

Arcadi Espada: "Esta gentecilla que ahora se queja del 155 nunca ha conocido la vergüenza periodística"