Política
Gabriel Rufián y Joan Tardà (ERC). CG

«Cuando logremos que se proclame la república de Cataluña seguiremos viniendo al Parlamento español porque hay dos territorios, el País Valencià y Baleares, que forman parte de los Países Catalanes, que seguirán siendo territorio del Estado español».

El diputado de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) Joan Tardà se expresaba en estos términos en febrero de 2014 durante una entrevista en TVE.

Este 31 de octubre de 2017, tres años y medio después, el parlamentario mantiene su acta y el sueldo en la Cámara Baja, al igual que el portavoz de su grupo, Gabriel Rufián, y su hoja de ruta se mantiene intacta.

De hecho, este domingo, la filial de ERC en la Comunidad Valenciana celebró un acto en la localidad de El Puig que contó con la intervención de la también diputada nacional de la formación Teresa Jordà, en el que los separatistas anunciaron que su objetivo pasa por extender el secesionismo y proclamar la «república valenciana».

«Orgullo de República. Hoy en Valencia, también, orgullo de países catalanes». Así se expresaba este domingo Jordà antes de participar en un acto soberanista en la localidad de El Puig, el primero con representación oficial de dirigentes de ERC fuera de Cataluña tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución ante el desafío a la ley perpetrado la pasada semana por el bloque separatista del Parlamento catalán.

La diputada Jordà recalcó durante su discurso ante apenas trescintas personas que «tenemos 155 millones de razones para defender nuestra república» y apeló «a los catalanes del sur» (en referencia a los habitantes de la Comunidad Valenciana) para reiterar que seguirán defendiendo la supuesta «legitimidad» de sus decisiones.

A pesar de que los diputados indepedentistas en el Congreso -diecisiete en total- no reconocen la intervención del Estado y dan por buena la declaración de la «república catalana», Tardà ya les mostró el camino a seguir.

Mantendrán sus escaños hasta que el proceso secesionista se extienda a la Comunidad Valenciana y Baleares, donde ni ERC ni la extinta CiU (actualmente PDECat) concurrieron en sus circunscripciones a las elecciones generales.

La filial valenciana de ERC tampoco se presentó a los comicios autonómicos de 2015 en la Comunidad Valenciana. Su presencia en las listas se limitó a candidaturas conjuntas con formaciones como Compromís en localidades como Gandía o Benicarló.

En 2011, la última vez que se presentó con lista propia, la formación que en la actualidad lidera Oriol Junqueras apenas cosechó el 0,45 por ciento de los votos (las tesis de los «países catalanes» tocaron techo en 2007 con poco más de 11.000 votantes en toda la Comunidad Valenciana).

La tesis defendida por Rufián es que los diputados de ERC se marcharían del Congreso tras la celebración de la consulta ilegal si el Gobierno (ya destituido) de Carles Puigdemont así se lo solicitaba.

Pese a ello, y aunque encuestas de la Generalitat revelan que el 94 por ciento de la población rechaza los postulados independentistas, ERC emplea el separatismo en regiones vecinas como la valenciana o Baleares como «excusa» para mantener su representación en el Congreso.

El palo brutal de Arcadi Espada a Gabriel Rufián que le deja tambaleándose