Política
Independentistas flamencos y catalanes, en una protesta EFE

El Parlamento regional de Flandes ha rechazado este miércoles 8 de noviembre de 2017 una moción presentada por el partido ultraderechista flamenco Vlaams Belang para reconocer la independencia de Catalunya, y que fue respaldada solo por este grupo, minoritario en la cámara regional belga. (El viaje de los 187 alcaldes en avión privado para su aquelarre belga se pagó con fondos públicos).

En el texto, tres diputados del grupo de extrema derecha nacionalista, Ortwin Depoortere, Chris Janssens y Stefaan Sintobin, pedían "condenar inequívocamente la represión española contra el esfuerzo independentista catalán", así como "instar al Gobierno federal a reconocer a Catalunya como un Estado independiente soberano".

La moción sólo ha contado con los cuatro votos a favor de miembros del Vlaams Belang. Los otros 95 parlamentarios la han refutado, algo habitual en las propuestas parlamentarias de éste partido por su condición ultraderechista. Tampoco han secundado la moción los diputados del partido gobernante en Flandes, el N-VA, partidario de la independencia pacífica de la región.

Por su parte, el primer ministro belga, el liberal francófono Charles Michel, también avisó este miércoles de que su único interlocutor en esta crisis "es España" y que su Gobierno no interferirá en el proceso judicial abierto en Bélgica para decidir sobre la extradición de Puigdemont, de quien ha dicho que "debe responder de sus actos" ante la Justicia. Una clara advertencia que recibió el agradecimiento inmediato del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.