Política
Alberto Garzón (UNIDOS PODEMOS) y Cristobal Montoro (PP). PD
Twitter despelleja brutalmente al 'heteropatriarca' Alberto Garzón por su mema reacción ante el golpismo catalán

Resulta asombroso que los 'gurús' demoscópicos del CIS coloquen a Alberto Garzón, mes tras mes, como el político más valorado por los españoles, porque el monaguillo de Pablo Iglesias, además de sectario y antiespañol, es más simple que un cubo (El bobo Alberto Garzón ataca a la Policía Nacional por estar a favor de la unidad de España).

No hay jornada, sea en el Parlamento o en un plató de televisión, en la que Garzón no haga el primo o meta la pata y ahí sigue el tipo, respaldando a los verdugos chavistas, apostando por el independentismo catalan, mandando abrazos a los terroristas etarras o diciendo simplezas (Twitter despelleja brutalmente al 'heteropatriarca' Alberto Garzón por su mema reacción ante el golpismo catalán).

La penúltima, porque habrá más, ha sido este 8 de noviembre de 2017 en el Congreso de los Diputados. La intervención del Ministerio de Hacienda sobre las cuentas del Ayuntamiento de Madrid sobrevoló este miércoles por el Congreso.

Todo un día después de que la Secretaría de Estado de Presupuestos diera un golpe sobre la mesa tras los sucesivos incumplimientos de la alcaldesa, Manuela Carmena, y su edil de Hacienda, Carlos Sánchez Mato.

Fue precisamente el jefe de Sánchez Mato (IU), Alberto Garzón, quien sacó a colación el asunto en su pregunta al ministro Cristóbal Montoro al que acusó de seguir impulsando recortes sociales y al que reprochó que "le preocupen" que el consistorio madrileño "pueda hacer las cosas de otro modo".

"No solo no hay recortes, lo que ha es subida del gasto social. 314.650 millones en 2017 frente a 300.000 del año pasado. Vuelva usted a la facultad, a aprender a leer las estadísticas y a saber leer los presupuestos".

La vacilada que le meten en TV a un Garzón que va de enrollado: "¡Que viene Rajoy!"