Política

Ya sabemos que la vida parlamentaria a veces se hace dura y pesada, sobre todo cuando hay un filón de datos económicos que exponer. Pero, como reza el clásico, eso le va en el sueldo a nuestros padres de la patria.

Sin embargo, siempre hay lugar para la queja, aunque sea de tapadillo, y eso es lo que le sucedió en la tarde noche del 11 de enero de 2018 a la presidenta de la Comisión de investigación sobre la crisis financiera de España, Ana Oramas.

La diputada de Coalición Canaria despedía al presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, después de una larga comparecencia.

Cuando Oramas pensó que se había cerrado el micrófono, le soltaba al compareciente:

Hoy de aquí saldremos a las once, pero tú no te preocupes.