Política

Francisco Granados participó en la Comisión de Investigación por la financiación ilegal del PP este 13 de marzo de 2018, pero de la misma manera que pasó en el caso de Francisco Camps, la cosa tornó pronto en un espectáculo televisivo de alto vuelo, dejando poco espacio para la investigación política.

Granados sabía lo que tenía que hacer, tenía claro su mensaje y su estrategia, y los representantes de los partidos políticos que se presentaron para hacerle las preguntas pertinentes salieron escaldados rápidamente. Para empezar, el podemita marginado, Íñigo Errejón, cuya intervención podría resumirse en un tuit chistoso:

Errejón a Granados:
- Por qué cayó usted en desgracia en su partido?

Granados a Errejón:
- Cosas que ocurren en política, qué le voy a contar a usted?

En el caso del representante del partido Bildu, Oskar Matute, diputado de EH Bildu, Granados fue absolutamente tajante y lapidario:

Mientras no pidan perdón por las casi 1.000 víctimas que han causado a la sociedad española yo no le voy a contestar a ninguna pregunta.

TREMEBUNDA BURLA A LA INDEPENDENTISTA ESTER CAPELLA

Contra la representante de ERC, Ester Capella, con la que tuvo sus más y sus menos Francisco Camps, también se puso serio Granados. Lo más raro, en realidad, de un independentista furibundo como es el caso, es que esté trabajando en algo por España:

Ester Capella: A usted le tocó la lotería como el señor Fabra.

Granados: No, la lotería le tocó al señor Pujol, a mí no me ha tocado nunca un euro. [...] Como decía usted que el que calla otorga, yo jamás he dicho lo del volquete, aunque en su partido sí hay alguno que tenía ese tipo de consideraciones al elegir [se refiere a la reciente conversación de Lluís Salvadó].

El rebote supino de Camps contra la chula independentista Ester Capella por preguntarle por el país valenciano: