Política
Avión, pasajero, turista, clase y servicio aéreo. PD
El trimestre en el que se aplicó el artículo 155 es en el que más se ha gastado desde que se publican estos costes

2017 fue el más viajero de los últimos años para los senadores, favorecido por el bloqueo de las investiduras en los ejercicios anteriores y un incremento notable de la actividad política, especialmente a raíz de la crisis en Cataluña.

La Cámara Alta ha publicado los gastos de desplazamiento de los senadores del último trimestre del año pasado, que ascienden a 903.824,42 euros, lo que en el acumulado anual refleja un desembolso total de 3.010.569,19 euros, un 49 por ciento más que en 2016. Según las cifras publicadas en la web del Senado, el incremento del gasto de desplazamiento de los senadores es de casi un millón de euros, ya que en 2016 el total ascendió a 2.014.547,67 euros.

Con respecto 2015, año con la actividad parlamentaria habitual, el gasto en viajes también es superior. En 2015, el total asociado a los desplazamientos de parlamentarios de la Cámara Alta fue de 2.469.622,55 euros.

En 2016 la cifra fue ostensiblemente menor porque ese año corresponde al bloqueo político que vivió España entre los comicios del 20 de diciembre de 2015 -con repetición electoral el 26 de junio de 2016- y la investidura de Mariano Rajoy en segunda votación el 29 de octubre de ese año. Aunque se constituyeron las respectivas comisiones y se celebraron plenos, la actividad parlamentaria se redujo por la interinidad del Gobierno.

Aumento a la par de la ‘crisis catalana'

Comparando los trimestres de los dos últimos años, en el que se observa más diferencia es en el segundo de 2017, en el que se emplearon 798.113,2 euros para los traslados por los 298.610,74 euros del mismo periodo de 2016, es decir, un 167 por ciento superior de un año a otro.

También es reseñable el montante del último trimestre de 2017, el más alto de todos los periodos de los tres últimos años -los únicos publicados en la página del Senado- con 903.824,42 euros empleados por los senadores en sus desplazamientos.

Esta cifra récord coincide con la aprobación en la Cámara Alta de la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, el pasado 27 de octubre. Supone un 27 por ciento más de lo invertido en este periodo de 2016, y un 163 por ciento más que en los tres últimos meses de 2015, aunque en aquel trimestre se disolvieron las Cortes por las elecciones de diciembre.

Desplazamientos hasta Madrid o las circunscripciones

El grueso de la facturación corresponde a la actividad parlamentaria -desplazamientos de los senadores a Madrid y a su circunscripción-, que supuso un gasto de 719.534,82 euros en el último trimestre de 2017 y de 2.386.412,41 euros a lo largo del año.

El concepto de actividades políticas, referido a los actos celebrados fuera de sede parlamentaria, representó de octubre a diciembre de 2017 una facturación de 85.866,5 euros -252.463 euros en todo el año-; mientras que los actos institucionales del Senado como viajes a comisiones o encuentros internacionales costaron 885,75 euros en los últimos meses del año pasado -5.158,74 euros en total-.

Una suma de 97.537,35 euros del último trimestre de 2017 corresponde a gastos de gestión, cancelación y cambio de billetes, que se eleva a 366.561,36 euros en todo el año.

Desde el ‘caso Monago'

La Cámara Alta publica trimestralmente su gasto en viajes aunque las cifras presentadas son las totales y no se diferencian por grupos parlamentarios, ni por senadores o destinos. Estos solo están obligados a justificar ante sus portavoces por escrito los viajes que van a realizar y son aquellos los que autorizan los desplazamientos fuera de su circunscripción de origen. También es preciso el visto bueno de la mesa del Senado.

La institución presidida por Pío García Escudero decidió dar a conocer estos datos en 2014 como una de las medidas para aplicar la ley de transparencia y a raíz de la polémica por el pago de viajes a Canarias del expresidente extremeño, José Antonio Monago, cuando era senador.