Política
Pasando revista a las tropas de la Guardia Real CR

Es quizá agua pasada, pero las riadas son a veces inmprevisibles y quieren estar preparados para que las preguntas no les ahoguen. Es la Guardia Real, -la unidad integrada por militares de los tres ejércitos y que tiene como funciones vigilar el Palacio de la Zarzuela y prestar escolta al rey y a los miembros de la Familia Real-, que ha distribuido por si las moscas a sus efectivos un documento en el que se incluyen 'respuestas tipo' para utilizar ante preguntas de periodistas que se les acerquen durante algún acto oficial. (Un oscuro secreto sobre el divorcio entre Letizia y Felipe incendia la Zarzuela).

Se trata, en suma, de salir del paso de una forma digna, tras el firrafe entre Doña Letizia y doña Sofía en la catedral de Palma que obligó a la Casa del Rey a reaccionar con una pretendida 'reconciliación' de cara a la galería. (Wyoming desvela un oscuro detalle para demostrar que el vídeo con Letizia y Leonor fue puro "montaje").

Según da cuenta 'ECD', en este argumentario los mandos de la unidad desgranan toda una batería de cuestiones relacionadas con la actividad y el funcionamiento de la Guardia Real, y las respuestas con las que los guardias reales deben contestar.

El documento difundido internamente también contempla otros asuntos sobre los que se les puede inquirir, y que no están relacionadas propiamente con su actividad. Una de ellas se refiere, de forma explícita, al famoso vídeo de las reinas Letizia y Sofía.

Los mandos de la Guardia Real preparan a sus miembros ante una pregunta como la siguiente:

-- "¿Cómo valora el hecho que se produjo a la finalización de la misa de Pascua en Palma de Mallorca y que ha sido difundido largamente por todos los medios de comunicación?".

El texto recomienda a los guardias reales guardar una actitud de discreción, y ante preguntas sobre asuntos de seguridad, o relacionada con la Familia Real, o de algún modo "escabrosos", respondan que ellos sólo pueden hablar de las actividades públicas de la Guardia Real.

Además, la Guardia Real ha preparado una contestación evasiva, de este tenor:

-- "Como guardias reales nuestra misión se centra en prestar guardia militar a Sus Majestades los Reyes y a la Familia Real, en rendir honores y en dar escoltas solemnes, es para lo que nos preparamos y es el empeño al que entregamos nuestra vida. Todo lo que supere este marco está fuera de nuestro ámbito de responsabilidad".

Otra pregunta incluida en el argumentario hace referencia a la abdicación de Juan Carlos I en Felipe VI, realizada en junio de 2014.

En caso de que un periodista pregunte a un miembro de la Guardia Real cómo valora el relevo en la Jefatura del Estado, los militares deben explicar lo siguiente:

-- "Como guardias reales no nos corresponde a nosotros valorar esos extremos, sin embargo, no cabe ninguna duda de que cualquier relevo generacional, se produzca donde se produzca, lleva aparejada una impronta particular.

Don Felipe pertenece a una nueva generación que se enfrenta a retos y desafíos inéditos, a las incógnitas de un mundo en cambio constante y todo ello tiene y tendrá, a buen seguro, un reflejo claro en su modo de dirigir la jefatura del Estado".