Política
Los reyes de España y la infanta Cristina TW

Vuelta a la carga tras la sentencia del Tribunal Supremo contra Iñaki Urdangarin y la multa a la infanta Cristina como partícipe a título lucrativo . Las espadas siguen en alto en Casa Real  y el sablazo final lo tiene preparado el rey Felipe VI desde hace tiempo. La ocasión la pintan calva. (El Tribunal Supremo sólo resta 5 meses a la pena de 6 años largos de Urdangarin).

El hijo de don Juan Carlos es consciente de que, de nuevo en su reinado, debe ir un paso más allá. Sus asesores ya dibujaron un plan de contingencia cuando la Audiencia Provincial de Palma dictaminó la condena a Urdangarin y a la Infanta Cristina, como partícipe a título lucrativo de los negocios de su esposo. (El tremendo mazazo del fiscal Horrach al Rey Felipe que hace temblar a Zarzuela).

Según da cuenta 'EsDiario', lo que dependía de Felipe VI se ejecutó antaño: fulminante expulsión de la agenda de la Familia Real y retirada del Ducado de Palma que el matrimonio ostentaba. (El secreto sobre Felipe VI que desvela Pilar Urbano y que hiela la sangre a doña Letizia).

El Rey quiso ir más allá y presionó a su hermana, a través de varios canales, para que renunciara a sus derechos sucesorios. Ella se negó y se atrincheró. ¿La razón? Contaba con el apoyo de su padre. (La reacción del cabreado Felipe VI y su padre al enterarse de la relación de doña Sofía con un señor).

Ahora, según este medio, el Jefe del Estado está dispuesto a volver a la carga para que su hermana dé el "paso simbólico" para desvincularse definitivamente de la Institución. Cabe recordar que las posibilidades de la Infanta son remotas, ya que es la sexta en la línea de sucesión a la Corona.

Sin embargo, en Zarzuela son conscientes de que su permanencia "hace daño" a su hermano. El problema es que no hay fórmula legal alguna para forzarla a renunciar. Debe ser ella la que lo haga voluntariamente.

Los asesores de Felipe VI llevan meses advirtiendo que la "cerrazón" de la Infanta da alas a los que quieren relacionar al actual Jefe del Estado con la etapa "convulsa" de su antecesor.

En Zarzuela confían esta vez en el papel que puedan jugar Don Juan Carlos y Doña Sofía. Si son capaces de convencer a la Infanta de que dé el paso, "ella lo dará".

"Los niveles de exigencia de la sociedad española son ahora muy distintos a los de hace años. Y la infanta lo sabe".

Jaime Peñafiel: "Iñaki Urdangarin era y es un impresentable, ambicioso y tramposo"