Política
De los 350 diputados que hay en el Congreso, ninguno ha renunciado a recibir las mencionadas cantidades por alojamiento, según aseguran fuentes oficiales del Congreso

Tal y como establece el régimen económico y de ayudas de los señores diputados, los congresistas cobran retribuciones, por un lado, e indemnizaciones y ayudas varias, por otro. En este segundo apartado están incluidas unas "indemnizaciones" -más conocidas como dietas- destinadas a "afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara". Los 36 diputados electos por Madrid reciben por este concepto 870,56 euros cada mes. Y el resto, los 314 diputados de circunscripciones distintas a Madrid, cobran 1.823,86 euros mensualmente. Unas cantidades que están pensadas para que, entre otras cosas, costeen su alojamiento en la capital de España y que están exentas de tributación.


'Paga extra' en diciembre

Se da la circunstancia de que los diputados cobran estas indemnizaciones en 14 pagas, según confirman fuentes oficiales del Congreso y fuentes de varias formaciones políticas consultadas por EL ESPAÑOL. Es decir, en diciembre también hay paga extra de indemnizaciones por alojamiento para los parlamentarios. Así, el pasado diciembre los 314 diputados de fuera de Madrid cobraron hasta 3.647 euros y los 36 diputados por Madrid percibieron 1.741,12 euros para "afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara", según recoge El Español hoy 11 de enero de 2017.

Si a esas cantidades se suma lo que cobrarán en enero -1.823,86 euros los de fuera de Madrid y 870,56 euros los madrileños-, el resultado es que entre el mes pasado y el actual los diputados de provincias cobrarán 5.471,58 euros y los diputados por Madrid 2.611,68 euros en dietas por alojamiento. A estas cantidades hay que sumar, lógicamente, sus retribuciones habituales. Todo ello en un período de escasa actividad parlamentaria.


Unas 'vacaciones' de 40 días...quizás interrumpidas

En este mes de enero, en el Congreso solo está previsto que algunas comisiones, como las de Sanidad y de Hacienda, celebren reuniones. Ahora mismo tampoco hay previsto ningún encuentro de la Diputación Permanente, el órgano del Congreso que se reúne en períodos de vacaciones.

Todos los grupos parlamentarios aceptaron en diciembre que el mes de enero se declarase inhábil. Así, si se cumple el calendario previsto, el período de sesiones comenzará el 31 de enero. El Congreso celebró su último pleno el pasado 21 de diciembre. Se trata, por tanto, de cuarenta días sin la actividad normal, unas largas vacaciones. Eso sí, el Parlamento no está cerrado en este período, dado que los diputados pueden seguir acudiendo a sus despachos y pueden reunirse con normalidad.

Este asueto de los diputados se podría interrumpir en caso de que la actualidad obligase a algún cambio. En las últimas horas, el PSOE y Unidos Podemos han solicitado que se celebre un pleno extraordinario por el caso Yak-42. Por el mismo asunto, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha mostrado su disposición a comparecer, sí, pero ante la Comisión de Defensa y no ante el pleno.


Los senadores también lo cobran

Además de los diputados, los 265 senadores también cobraron en diciembre la citada paga doble de estas indemnizaciones por alojamiento. E, igualmente, en enero percibirán dichas dietas de alojamiento, con la misma cuantía que los diputados. La diferencia es que en el Senado sí va a haber una actividad parlamentaria habitual durante el mes en curso.

Como puede verse en la web de la Cámara Alta, estos días se están reuniendo todas las comisiones. Además, el próximo 17 de enero se celebra en el Senado la Conferencia de Presidentes Autonómicos, presidida por Mariano Rajoy.


Un Congreso abierto, pero semivacío

Como ya se ha dicho, estos días el Congreso sí permanece abierto, aunque está semivacío, lejos de la actividad habitual. En la propia web de la Cámara se ve que apenas hay trabajo parlamentario. Por ejemplo, este martes solo se reúne la Mesa del Congreso, formada por nueve de los 350 diputados. Eso sí, los diputados se defienden y argumentan que trabajan más de lo que se dice. Fuentes de varios grupos parlamentarios señalan a EL ESPAÑOL que va a haber algunas reuniones de comisiones y, además, los propios grupos pueden celebrar encuentros de sus diputados para "mejorar el trabajo parlamentario".

Desde el PSOE, por ejemplo, recordaban este martes que "hoy mismo, una buena parte de los diputados del PSOE están en Madrid, en sus despachos con reuniones privadas o públicas y preparando iniciativas". Y añadían que "en las últimas horas el Grupo socialista se ha reunido con asociaciones de consumidores por las cláusulas suelo; con responsables autonómicos de Sanidad del PSOE sobre el copago o con el Cermi para presentar una iniciativa contra las discriminaciones que sufren las personas con discapacidad".


Los diputados de Podemos no se lucran

De los 350 diputados que hay en el Congreso, ninguno ha renunciado a recibir las mencionadas cantidades por alojamiento, según aseguran fuentes oficiales del Congreso. Eso sí, es sabido que los diputados de Podemos cobran 1.965,60 euros cada mes (el equivalente a tres salarios mínimos) y donan el resto de dinero que cobran a su propio partido o a organizaciones sociales sin ánimo de lucro.

En el caso concreto de las dietas por alojamiento, los diputados de Podemos elegidos por Madrid donan los 870 euros que reciben y los diputados de fuera de Madrid gastan un máximo de 850 euros en alojamiento y también donan el resto de los 1.823 que cobran.

Tiempo atrás se originó una polémica por el hecho de que, según publicó Infolibre, cuarenta diputados no elegidos por la circunscripción de Madrid cobran estas dietas de alojamiento pese a que en su declaración de bienes consta que poseen viviendas en la ciudad. El diputado de Ciudadanos Toni Cantó, elegido por Valencia pero con casa en Madrid, dona esta cantidad a una ONG laica, según fuentes del partido naranja.

Galería de imágenes: