Política
Pedro Sánchez (PSOE). PS

Sobre el papel y de cara al exterior, el éxito de Pedro Sánchez está siendo indudable.

Los rivales del ex secretario general socialista no hacen más que sumar las donaciones que no cesa de recibir el crowdfunding 'bancal de rosas', puesto en marcha para sufragar la campaña del más podemita de los tres que aspiran a hacerse con  la dirección del partido.

Ya no es solo que los militantes completen el aforo de cada acto –en los que muchos se quedan sin entrar, como este fin de semana en Cádiz-, sino que encima -según fuentes sanchistas- están dispuestos a financiar con dinero de su bolsillo la batalla contra la candidata de la gestora, Susana Díaz.

Así se están pagando los sondeos y las encuestas de uso interno, la dedicación de personal durante estos meses, el alquiler de oficina, los desplazamientos, la estrategia web...

En el PSOE de toda la vida, el de cuotas y las ayudas con cuentagotas, hay una mezcla de sorpresa y perplejidad ante la 'potencia financiera' de Pedro Sánchez en su precampaña de las primarias, más aún cuando la condición de precandidatos de los aspirantes hace que la gestora todavía no les haya facilitado recursos presupuestarios y materiales de las arcas del propio partido.

Y es que, sobre todo en el equipo de Susana Díaz, ha llamado la atención la potencia con la que Sánchez se está moviendo por las distintas agrupaciones cuando su candidatura esta sostenida por apenas una decena de leales y no cuenta con el respaldo de la mayoría de los secretarios regionales ni tampoco de los grandes alcaldes del PSOE.

Algunos dirigentes socialistas vewteranos se preguntan "cómo está financiado una campaña que cuesta más, en opinión de un socialista veterano, que lo que pueda cubrir la generosidad de su suegro, el industrial de las saunas transversales".

Además, se informaba de la intención del equipo de Susana Díaz de utilizar la opacidad de la financiación de Sánchez en la campaña de las primarias.

Pues bien, este jueves, la gestora que preside Javier Fernández ha adelantado que pretende fijar las reglas de financiación de las precandidaturas a la Secretaría General y, después de que dos de los aspirantes hayan abierto procesos de crowdfunding, quiere que las captaciones de fondos se hagan únicamente en una cuenta corriente en la que compartirán titularidad con el PSOE.

Según ha informado la dirección provisional del partido, el pasado 14 de marzo de 2017 ya remitió una carta a cada una de las tres candidaturas anunciadas para adelantarles la necesidad de articular "un mecanismo común" que fije las normas y que garantice la transparencia del proceso.

Por eso, y antes de que se pueda aplicar el reglamento que establece las normas de financiación para las candidaturas proclamadas, propone un sistema para los precandidatos que garantice que "las aportaciones recibidas cumplan con la normativa relativa a la financiación de partidos políticos".

Para ello, propone abrir dos cuentas corrientes a cada uno de los aspirantes, Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López, ambas con titularidad compartida entre el PSOE y la persona designada por la candidatura.

Una de ellas será para los ingresos y deberá ser "la única cuenta existente de canalización de la captación de fondos" de la candidatura. Mientras tanto, habrá una segunda para los gastos del proceso.

Esta decisión llega después de que algunos socialistas hayan expresado dudas sobre los procesos de recogida de fondos abiertos por el exsecretario general Pedro Sánchez y también por el exlendakari Patxi López.

En el primer caso, se ha hecho a través de una asociación creada a tal efecto y que diferencia en proyectos concretos. Patxi López ha montado una pasarela de pago a través de Paypal o de ingreso directo en una cuenta corriente, un método menos marchoso, pero también eficaz.

De estos y otros asuntos quiere hablar la gestora con las candidaturas, a quienes convocará para una reunión la próxima semana y que, según han explicado fuentes de Ferraz, podría ser a cuatro, es decir con representantes de los tres aspirantes y de la dirección provisional.

Apenas horas después de que se conociera la iniciativa de la gestora, tanto Patxi López como Susana Díaz han anunciado que la aceptan sin ningún reparo.

Por su parte, el equipo de Sánchez acudirá a la reunión convocada por la gestora para hablar del proceso y, entre otras cosas, de la financiación de la campaña.

Hasta ese momento, buscará respuestas jurídicas a las dudas que han surgido en torno al crowdfunding, un sistema de captación de fondos que cuestiona Ferraz y que ellos consideran que es "transparente y legal".